Trabajadores del nuevo centro InfoSalud Connecta. | Pere Bota

1

La Conselleria de Salut pone en marcha desde hoy el nuevo sistema telefónico de asistencia a los pacientes de los centros de salud que fusiona la asignación de citas médicas con la ayuda y orientación sobre dudas y trámites sanitarios a través del número 971 220 000. El horario de atención    es de lunes a sábado, de 7 a 21 horas, y los domingos y festivos, de 8 a 21 horas. El servicio está enfocado para cualquier persona que quiera pedir, confirmar o anular una cita, tanto presencial como telefónica, con un profesional sanitario de Atención Primaria. Los 122 trabajadores de la nueva central InfoSalut Connecta, ubicada en el polígono de Can Valero, también responderán a preguntas generales sobre los servicios de los centros y unidades básicas de salud.

Asimismo, se puede llamar para consultas y trámites administrativos relacionados, por ejemplo, con la tarjeta sanitaria, la renovación de una receta o una baja por incapacidad temporal, entre otros motivos similares. Los operadores también ayudarán a los usuarios que necesiten información sobre el transporte sanitario programado. Tanto residentes como turistas podrán ser atendidos en catalán, castellano, inglés o alemán. Con la puesta en marcha del servicio se prevé que la central pueda atender una media de 10.000 llamadas diarias.

La centralización de las llamadas a los centros de salud en un servicio unificado permitirá «reducir las demoras en la Atención Primaria», aseguró ayer la consellera de Salut, Patricia Gómez, durante la presentación del servicio, del cual Ultima Hora informó hace menos de dos semanas. Progresivamente, los centros de salud dejarán de atender directamente a los usuarios y todas las llamadas pasarán por la nueva central, explicó el gerente de Atención Primaria de Mallorca, Miquel Caldentey.

Los ciudadanos de todas las Islas pueden llamar al nuevo teléfono desde hoy mismo, aunque el desvío de llamadas de los centros se realizará de forma progresiva, ya que depende de la compañía telefónica. Sobre los tiempos de espera, el objetivo del Govern, de acuerdo con el director general del IB-Salut, Juli Fuster, es que la población pueda conseguir una cita en Atención Primaria en un plazo máximo de dos o tres días. Fuster también recordó que el proyecto se empezó a plantear hace tres años y medio y que el servicio telefónico ha estado en fase de pruebas desde abril en siete centros de salud de Mallorca. Durante estos meses la central ha atendido unas 24.000 llamadas, de las cuales un 30 % se han resuelto directamente sin necesidad de dar y cita y, por tanto, agilizando la gestión. La mayoría de las llamadas correspondieron a trámites administrativos para los cuales no era necesario acudir al centro.

Tanto la consellera como el director general del IB-Salut destacaron que el teléfono unificado estará a cargo tanto de los aproximadamente 40 trabajadores que ya forman parte del equipo de cita previa de la Fundación Bit del Govern como por nuevo personal contratado por el Servei de Salut o trasladado desde otras áreas. «No hay ningún peligro para estos trabajadores porque los hemos incluido», apuntó Fuster, puesto que tras hacer público este diario que se pondría en marcha el servicio el comité técnico de la fundación temió por los puestos de trabajo.