Una gasolinera de Moenchengladbach, en Alemania, donde como en toda Europa los precios van en aumento condicionados en gran medida por la ofensiva bélica en Ucrania. | Efe | BRUSELAS

3

El precio del carburante en Balears no es solo el más elevado de España, sino que ya situaría al Archipiélago en el selecto club de los países más caros de la Eurozona. De entre los 19 países de la zona euro, solo Grecia, Países Bajos y Finlandia tienen una gasolina más cara que las Islas.
Según el geoportal del Ministerio para la Transición Ecológica el precio medio de la gasolina 95 en Balears se situó el pasado viernes en 2,172 euros el litro sin incluir la bonificación de 20 céntimos por litro que aplica el Gobierno desde el pasado 1 de abril y que se prorrogará hasta final de año.
Se trata de una marca que coloca a las Islas por encima de Alemania (1,872), Francia (2,037) o Austria (2,089), según el Boletín Petrolero de la Unión Europea. La media española, de hecho una de las más altas en Europa (listado que incluye países sin euro y/o fuera de la UE), es de 2,100 euros el litro.

Así, de la Eurozona solo Grecia (2,400 euros el litro), Países Bajos (2,352) y Finlandia (2,526) tienen los precios más altos. Si se añadiera el resto de países europeos que operan con su propia moneda, solo aventajarían a Balears otros cinco: Suiza (2,204 euros el litro), Reino Unido (2,211), Dinamarca (2.428), Islandia (2,468) y Noruega (2,548). Cabe tener en cuenta que el hecho de que el poder adquisitivo de la población sea inferior al de la mayoría de estos países hace que en las Islas los carburantes tengan categoría de producto todavía más exclusivo si cabe.

Noticias relacionadas

La posición de las Islas en el ranking es similar al analizar el precio del diésel. La media se situaba en 2,144 euros el litro el pasado viernes, lo que lleva a las Islas a ser solo superadas por Países Bajos (2,187 euros el litro), Bélgica (2,156) y Finlandia (2,497) en lo que respecta a la zona euro, además de por Dinamarca (2,294), Suiza (2,303), Reino Unido (2,304), Suecia (2,453) y Noruega (2,476) si añadimos el resto de países del continente europeo.

La Comunitat balear, que siempre se ha visto afectada por la insularidad en lo tocante al precio del combustible, lidera los precios en el conjunto del Estado y, como ocurre en el resto de comunidades, es una clara demostración de cómo ha acabado diluyéndose la bonificación impulsada por el Gobierno central, dando con ello la razón a quienes alegan que se trata de una ayuda mal diseñada que, a la postre, ha sido absorbida por el sector. Entre ellos, las propias asociaciones de estaciones de servicio de las Islas, que proponían una rebaja fiscal como sistema más efectivo para contener el alza de precios.

De este modo, la gasolina en Baleares se ha encarecido 32 céntimos desde la puesta en marcha de la mencionada medida, con lo que ya se ha comido los 20 céntimos de descuento y el consumidor paga 12 céntimos más por cada litro. De este modo, llenar un depósito de gasolina medio de 55 euros cuesta unos seis euros más de lo que costaba el pasado 31 de marzo.

Las claves
  1. Los pagos a las estaciones de servicio se agilizan

    Las gasolineras están recibiendo los abonos del descuento en los plazos estipulados, al contrario de lo que sucedía al dar inicio la medida. Según el presidente de la patronal balear, Joan Mayans, las bonificaciones de mayo «fueron bastante más ágiles que las de abril». Dichas ayudas pueden ser reclamadas desde el pasado día 1.

  2. La náutica de recreo denuncia su discriminación

    El Gobierno reconoció no haber dado con una fórmula «ágil» para limitar el descuento en la gasolina a las rentas más bajas. Por contra, ha realizado modificaciones como excluir a las embarcaciones náuticas recreativas, lo que ha puesto en pie de guerra al sector por los perjuicios que le supone en plena temporada turística.

  3. Las Islas llegaron a su pico máximo a mediados de junio

    Pese a la escalada de todo el año, el precio de la gasolina concedió un respiro esta semana y bajó ligeramente. Para Balears, el pico máximo llegó a mediados de junio, el pasado día 16, cuando el precio de la gasolina 95 se situó en los 2,21 euros el litro, según el histórico de precios del Ministerio para la Transición Ecológica.