0

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ccelebrado este martes el tradicional despacho de verano, que este año ha tenido lugar en el Palacio de la Almudaina, en Palma. El encuentro ha cambiado así de escenario, pasando de celebrarse en el Palacio de Marivent, donde tradicionalmente se llevaba a cabo desde el reinado de Juan Carlos I, a hacerlo en el Palacio de la Almudaina. El Rey y Sánchez marcan así el fin del curso político antes del parón de verano y el inicio de uno nuevo en el mes de septiembre.

Por otro lado, el líder del Ejecutivo también se reunirá este martes, a partir de las 16.00 horas, con la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el Consolat de Mar, la sede de la presidencia de Baleares. Sobre la llegada de Sánchez a Palma, el portavoz del Govern balear, Iago Negueruela, defendió este lunes la «comunicación fluida» de las Islas con el Estado y celebró que los 855 millones de euros en ayudas estatales pasen finalmente a ser 860 millones. «La comunicación es continua, lo hemos visto con anuncios importantes en materia de financiación o en tema de vivienda pública», señaló el también conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo.

Además, destacó «dos compromisos claros» del Estado con las Islas, como son la «protección» de fijos discontinuos o la «sobrefinanciación» que recibirá la comunidad, aunque evitó responder si se insistirá a Sánchez con el tema de la bonificación en transporte en el archipiélago.