Un trabajador de una cafetería, en Palma.

0

Los Servicios Públicos de Empleo tenían registrados a 35.006 desempleados en Baleares al finalizar julio, cifra que supone un descenso de 17.829 parados respecto al mismo mes del año pasado, del 33,7 %; si bien implica un incremento de 758 desempleados respecto a junio, una subida del 2,2 %. Baleares es la comunidad autónoma con el mayor descenso interanual del paro, según los datos hechos públicos este martes por el Ministerio de Trabajo, según el cual el descenso a nivel nacional ha sido del 15,6 %.

Por actividad económica, el sector servicios es el que registra más parados en Baleares, con 25.760 en julio, seguido de la construcción con 4.655, las personas sin empleo anterior son 2.479, los parados en industria 1.621 y en agricultura 491. Del total de desempleados registrados en Baleares, 6.248 son extranjeros. El paro en este colectivo ha bajado un 1,8 % respecto a junio (119 parados menos) y un 47,2 % en comparación con julio del año pasado (-5.591). En Baleares se han firmado 51.284 contratos en julio, que son 8.011 menos que en junio, un descenso del 13,5 %; y 1.945 menos que en julio del año pasado, el 3,6 % menos. Del total de contratos, 36.025 son indefinidos, (8.725 menos que en junio), con un descenso mensual del 19,5 %; y 27.760 más que en julio del año pasado, lo que supone un incremento del 335,8 %, influido por la reciente Reforma Laboral.

Los contratos temporales firmados en Baleares han sido 15.259, que son 714 más que en junio, con un 4,9 % de incremento, y 29.705 menos que en julio del año pasado, el 66 % menos. En Baleares, en junio había 20.798 beneficiarios de prestaciones por desempleo. El gasto en prestaciones en las islas ha sido algo superior a los 24 millones, con una prestación media de 944,3 euros. En cuanto a la afiliación a la Seguridad Social, el número medio de inscritos se situó en julio en 606.647 trabajadores, lo que representa un 11,08 % más que en julio del año pasado y un 2,3 % de incremento respecto a junio.

A nivel nacional, la Seguridad Social perdió 7.366 afiliados en términos medios en julio, el primer descenso para este mes de la serie que arranca en 2001, mientras que el paro también cambió de tendencia y aumentó en 3.230 personas. Con esta evolución de julio, el número total de ocupados se queda en 20,34 millones, mientras que el número de personas registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) es de 2,88 millones, según los datos de los Ministerios de Trabajo y de Inclusión y Seguridad Social. La Seguridad Social destaca que, en términos desestacionalizados, el empleo vuelve a subir en julio en 9.104 personas, hasta un total de 20,11 millones de afiliados.