Una de las claves para ahorrar es la planificación. | Pexels

11

En los tiempos que corren una de las claves para ahorrar es la planificación. Llevar un buen control de los ingresos y los gastos es una buena forma de analizar la situación económica a la que se tiene que hacer frente. Un ejercicio que ayuda a revisar la economía doméstica y de los negocios y, a su vez, permite sanearla en caso de que sea necesario es tener en cuenta todo aquel dinero que entra y sale. Los expertos auguran una vuelta al cole marcada por la incertidumbre económica. La coaching financiera Patricia Caro ofrece a continuación una serie de pautas para ahorrar de cara al invierno:

1.- Sentarse y analizar la situación actual en casa y en el negocio.

2.- Hacer un presupuesto.

3.- Detectar gastos de los que se puedan prescindir.

4.- Controlar al máximo los gastos hormiga y los gastos de ocio. Fijarse una partida o paga fija para estos conceptos y no pasarse de ella.

5.- Fijarse una cantidad fija de pre-ahorro con un objetivo. Por ejemplo, ahorrar 100 euros al mes durante 2 años para constituir un fondo de emergencia o un fondo que cubra las posibles subidas de tipos.

6.- Poner foco en cómo generar alternativas y posibilidades de crecimiento. Dejar de quejarse y lamentarse de todo lo que te afecta.

7.- Buscar fuentes de ingresos alternativas.