La aplicación Medusapp permite tener una visión global. | R.L.

1

Existe una aplicación que permite conocer, en tiempo real, las medusas avistadas: de qué tipo son, en qué cantidad hay o el número de personas afectadas por una picadura en cada zona. Se llama Medusapp y es una de las mejores aliadas de los alergólogos que, en pleno verano, piden no subestimar a estos cnidarios marinos y que se notifiquen todos sus encuentros. «Tener una base de datos nos da información de cómo varían las reacciones, qué producen las diferentes medusas, qué tratamientos podemos dar...», explica María José Pascual, alergóloga de la clínica Rotger y miembro de la Sociedad científica española que acaba de lanzar el recordatorio.

Los expertos avisan: la presencia de medusas será cada vez mayor debido al incremento de la temperatura del mar y a la desaparición de sus depredadores y hay que estar informados. Los grupos más vulnerables frente a sus picadas son niños, ancianos y mujeres embarazadas. Pero si hay algo que temer es a una posible reacción tóxica a su veneno. «No son frecuentes pero hay. Sucede en personas, que se han convertido en alérgicas por una picadura anterior», explica la experta. «La reacción puede llevar a una erupción general, problemas respiratorios o incluso un shock anafiláctico», explica.

En cualquier caso, la aplicación indica cómo actuar frente a una picada de medusa, algo que recuerda la doctora Pascual: «hay que lavar siempre con agua de mar sin frotar. Si se puede, aplicar una solución de bicarbonato y agua de mar al 50 % y luego quitar los tentáculos, que a veces no son visibles, sin raspar ni apretar, va bien con una tarjeta de plástico. Después podemos aplicar hielo sin contacto directo porque el agua dulce no es buena», explica. Para el dolor: «una pomada de lidocaina o gel y antihistamínico por vía oral, porque en crema no es tan efectivo y, si hay inflamación, corticoides». En caso de infectarse, se actúa igual que con una quemadura y hay que aplicar alcohol yodado en la herida. «Si tienen escalofríos, mareo, fiebre o hinchazón, hay que acudir a urgencias y visitar a un alergólogo».

A1-5278022.jpg
Niños recogiendo medusas, del tipo ‘pelagia noctiluca’.    Foto: PACO STURLA

En Balears la medusa con más presencia es la pelagia noctiluca. «Tiene unos tentáculos enormes que no se ven y pueden llegar a 20 metros de longitud. Son pequeñas pero matonas. Ahí tienen las células urticarias que desprenden el veneno. Son las más dolorosas y de irritación más intensa», señala la experta. «Las más aparatosas son las de huevo frito pero son prácticamente inofensivas, como un perro ladrador poco mordedor». Respecto a la temida carabela portuguesa «produce una picadura que puede llegar a ser mortal pero no ha habido casos de avistamientos importantes», concluye.