Transporte de vehículos destinados al alquiler.    | Jaume Morey

10

Una de cada tres empresas de rent a car de Baleares no ha informado a la Conselleria de Transició Energètica sobre cuántos vehículos eléctricos tiene, estando todas ellas obligadas a aportar este dato por la Llei de Canvi Climàtic. Transició Energètica requirió a las empresas que le aportasen datos actualizados sobre sus flotas totales y los porcentajes de vehículos eléctricos, en sus nuevas adquisiciones y en general, con el objetivo de comprobar si cumplen con la ley.

De las 132 empresas existentes, han respondido 88, que es exactamente el 66 %. Se sabe ahora que son 132 empresas en Balears porque, a raíz del requerimiento de información por parte de la Conselleria, han aflorado diez más que no estaban inicialmente registradas. Desde Transició Energètica se apunta que, del mismo modo, puede ser que algunas de ellas hayan cerrado y no estén operativas actualmente, pero esta circunstancia se podrá confirmar más adelante, cuando finalice todo el proceso de recogida de información. En cualquier caso, el departamento que dirige Juan Pedro Yllanes impone un plazo con límite en el próximo 15 de septiembre para que todas las empresas de alquiler de vehículos aporten los datos requeridos.

Media

La información recogida de las 88 empresas de rent a car que sí han respondido señala que éstas cuentan con un total de 67.551 vehículos, de los que 434 serían libres de emisiones, lo que resulta un porcentaje del 0,64 %. Este porcentaje general quedaría lejos del porcentaje que establece la ley: el 1,8 % de la flota de cada empresa debe ser de cero emisiones a finales de este año. Asimismo, otro porcentaje con el que hay que cumplir es que el 6 % de los vehículos que haya podido adquirir cada empresa a lo largo de este año debe ser libre de emisiones. La sanción por no facilitar la información es inicialmente leve, hasta 3.000 euros. Si la empresa insiste en no aportarla, la sanción será grave, de hasta 30.000 euros. Si persiste en en su actitud, entonces ya sería muy grave y podría alcanzar los 200.000 euros.

La actualización de estos datos se puede realizar ante la Conselleria de Transició Energètica a través de un formulario o por vía telemática. El final de todo este proceso será en 2035, cuando el 100 % de las nuevas adquisiciones y el 30 % de la flota de cada empresa de rent a car    deberá ser no contaminante. Cualquier modificación de las flotas debe ser comunicada a la Conselleria.