El edificio principal del Parlament está valorado en 4 millones. | R.L.

0

Si alguien quisiera pujar por el edificio principal del Parlament, un magnífico ejemplar arquitectónico que en su día fue el Círculo Mallorquín y que aún mantiene intacta su elegancia y su belleza, podría adquirirlo por el precio al que se venden buenas casas unifamiliares en el campo: el edificio principal solo vale 4.005.081,72 euros. Más caro es el edificio Ramon Llull, en el que se ubican los despachos de los grupos, un antiguo casal reformado hace unos años. Su valor es de 9.280.739,99 según figura en el portal de transparencia de la institución.

Algunos datos

En el caso del Govern, es más complicado conocer el valor patrimonial de sus bienes ya que la mayor parte de sus inmuebles no figuran con su valoración en el Portal de Transparencia del Ejecutivo. Hace unos años, durante el mandato de Jaume Matas, Carlos Delgado, entonces director general de Patrimoni del Govern, hizo la primera gran actualización de bienes de la Comunitat y el resultado fue sorprendente ya que el valor catastral de los grandes edificios de su propiedad, como sa Llonja o el Consolat de la Mar, era el equivalente a una casal en el centro de Palma.

El valor catastral de los edificios históricos o religiosos es, en proporción, más bajo al de una vivienda en suelo urbano en un lugar preferente de cualquier ciudad. Por lo que respecta al Parlament, al valor del edificio en sí hay que añadir el importante patrimonio artístico que cuelga de sus paredes. Las pinturas de Ricardo Anckermann del salón de plenos valen 901.518,15 euros, según las estimaciones de la Cámara.

El Govern también tiene un inventario de todas sus obras de arte y el lugar donde se exhiben, pero en el Portal de Transparencia no aparece la valoración de cada uno.