El Govern balear es partidario de limitar el precio de los alquileres.

El conseller de Mobilitat i Habitage, Josep Marí, ha urgido al Gobierno a que le permita fijar límites al precio del alquiler en zonas tensionadas de las Islas. El proyecto de ley estatal de vivienda establece la posibilidad de que las comunidades autónomas fijen esta limitación en áreas, como Baleares, donde el precio de los alquileres se ha disparado. En el caso de las Islas, el aumento ha sido del 17 % en el último año, según el portal inmobiliario Fotocasa.

El conseller ha señalado que Balearse está sometida a un mercado «desbocado» con mucha demanda y con subidas constantes en un mercado libre que no está condicionado por ninguna norma. «Para nosotros sería importante poder arbitrar o controlar el precio del alquiler en zonas sometidas a una tensión del mercado tan grande como esta», ha dicho.

El proyecto de ley de vivienda que permite estas limitaciones sigue atascado en el Congreso debido a discrepancias entre el PSOE y Podemos. Precisamente la limitación a los alquileres es una de las cuestiones que ha generado problemas entre los socios.

El conseller ha reiterado que esa es una de las soluciones que regulará la ley estatal «si acaba como toca», pero ha recalcado que el Govern está tomando medidas de refuerzo de la política de vivienda, con más pisos construidos para destinarlos al alquiler con el fin de que pueda incidir en el precio. «Si hacemos vivienda de alquiler a un precio razonable, seguramente seremos capaces de hacer que el precio de las demás también baje», ha dicho.

Ha destacado que el Govern ha aumentado durante estos años un 72 % el parque público de pisos y también trabaja para incentivar que los promotores privados puedan construir. También se ha mostrado convencido de que la construccion de las nuevas promociones previstas en Son Busquets, en Palma, y en Can Escandell en Eivissa, reforzarán esta política de vivienda.