Los medallistas menorquines posan en grupo | A.P.

0

Con una expedición más extensa que nunca, 38 exponentes clasificados para las fases baleares, los atletas menorquines volvieron de Mallorca con 19 metales (cuatro oros, cinco platas y diez bronces), un gran resultado que augura un buen futuro para el atletismo insular.

Las primeras medallas de la jornada llegaron en las pruebas de vallas largas. Nicole Bagur y Roser Subirats, ambas del Cecome CCE Sant Lluís, colgaron el bronce en 300v (51»04) y 400v (1:14»83) respectivamente. No acabó ahí la buena racha de las jóvenes de Ciutadella, que acabaron la mañana firmando los primeros dobletes, al vencer Bagur el triple salto (con una gran marca de las sub16) que llegó a 10.29 (+1.5m/s). Roser Subirats también se hizo con el oro en los 100v sub18, por delante de su compañera Queralt Capó, que hizo plata, marcando 16.97 y 17.85 respectivamente.

Las vallas siguieron siendo prolíficas para los atletas del CCE Sant Lluís, pues el cadete Bernat Picó consiguió el bronce en los 100 vallas (19:49 de crono). La ferrerienca Jimena Pons (CCE Sant Lluís) consiguió una espectacular victoria en los 600 lisos sub16, con un tiempo de 1.41»75, sacando más de 6 segundos a sus perseguidoras. Y en la mañana del domingo consiguió su propio doblete, con el bronce en una reñida carrera de 300 lisos (43»36).

El sub18 Sergi Pons inició su jornada saltando 1.65cm en el concurso de altura, lo que le valió el bronce de su categoría, para pocos minutos más tarde correr el 400 lisos donde se alzó con la plata mejorando su marca y dejándola en 51,03, marca de gran nivel para su categoría.

Gran marca del atleta Bartolomé Cardona (Alaior Esport) que consiguió la plata en 1000m lisos sub16 con 2:50»54, en una carrera de las más numerosas del campeonato, con 14 corredores clasificados sobre el tartán.

Gemma Gonyalons (Alaior Esport) fue bronce en la prueba de fondo, con 11:48»68 en los 3000 lisos. En 1.500 obstáculos, Marc Truyol se llevó una plata en un final de infarto, con solo 3 centésimas, 5:14»34, del ferreriense, por 5:14»37 del mallorquín Martí Ferriol.

En la sección de concursos, la jabalina fue la más prolífica de las pruebas, el atleta Aarón Yancek fue el más destacado venciendo en sub18 masculino, alcanzando los 27,03m (700gr). Muy buen resultado también para el polifacético Bernat Picó, que tras su bronce en vallas, fue plata con un tiro de 30,72m en jabalina sub16 (600gr). También en jabalina, bronce para Julia García (CCE Sant Lluís), que con 25,13m (500gr) de lanzamiento. En la sección de lanzamientos, destacar a la sub18 Ariadna Saurina (CCE Sant Lluís) que alcanzó los 17,81 m y se llevó el bronce en lanzamiento de martillo.

No menos importante fue el tercer puesto de Alícia Calafat, que en su primera participación alcanzó también el bronce en el salto de altura sub16, tras superar los 1.37m, marca con la que igualó a la primera y segunda clasificada, pero la cantidad de nulos anteriores no le permitió ser campeona.

El colofón para el cuadro femenino del CCE Sant Lluís fueron los bronces en las pruebas de relevo con las que cierran siempre las competiciones atléticas. Las cadetes, Eva Nogueira, Nuria Moll, Nicole Bagur y Jimena Pons (tercera medalla para las dos últimas) marcaron 3:09»58 en el relevo 4x300, mientras que las juveniles Vilma Apesteguia, Isona Goñalons, Roser Subirats y Queralt Capó, que también repetían medalla, fueron terceras en el 4x400.