Ambiente en el Pavelló Menorca antes del partido | LL. O. P.

12

No fue el debut soñado en la LEB Plata del Hestia Menorca que cayó frente a un Real Murcia que fue mejor y que tuvo en la figura de Connor Beranek al verdugo del conjunto de Oriol Pagès con 21 puntos, 18 rebotes y 38 de valoración. Siempre a remolque del equipo de Rafa Monclova, Menorca acusó el nerviosismo del estreno, los malos porcentajes de tiro en el primer tiempo y la escasa aportación ofensiva de varios de sus pilares. El Hestia supo salir de una situación delicada en el tercer cuarto –13 abajo– y también en otras fases del encuentro, pero cuando se acercó en el marcador, tres antideportivas y una técnica cortaron su reacción aunque no estuvo ahí la derrota, los pimentoneros fueron mejores.

La fuerte defensa de Murcia y su acierto el tiro le proporcionaron una renta importante de salida (0-7) que fue ampliando en cada posesión mientras al Hestia le costaba anotar y veía como el aro le escupía cada lanzamiento. Oriol Pagès movió el banco en busca de soluciones pero el quinteto de Monclova seguía intenso y obligó al catalán detener el partido tras un triple de Beranek (4-15). Carlos Poyatos fue el único que desactivó la defensa murciana además de cargar con la segunda falta a Nielsen y Mendiola mientras Matalí trabajaba bajo aros para estrechar el marcador (12-16, 14-17).

Una antideportiva a Méndez abrió un segundo cuarto espeso en ataque. El equipo de Pagès tuvo la opción de igualar pero Jan Orfila erró los dos tiros libres (16-18), Menorca no encontraba el dinamismo en su juego y el partido entró en un concurso de triples del que salió ganador Murcia. Fernández volvió a disparar a Murcia desde 6’75 pero la réplica de Pack y Xavi Hernández (23-24) se quedó ahí. Beranek mandaba en su zona y tenía la muñeca caliente (10 puntos y 10 rebotes) para tomar distancias (23-32) que enjugaron Poyatos y Pack aunque Fernández volvió a estirarla con un triple (27-35).

Murcia salió enchufado en el tercer acto pese a que Adri Méndez secaba a Beranek que pudo la máxima ventaja (29-42) con siete minutos por delante. Menorca superó la crisis con un parcial de 8-2 pero una técnica al banco volvió a enfriar la reacción (37-48) que los locales rebajaron con el triple del propio Méndez (45-51).

El cuarto definitivo arrancó con otra antideportiva a Salvans. Curtis tomaba el relevo anotador en Murcia que mantenía 8-10 puntos de renta. Matalí, el mejor de los menorquines (17 p. 6 reb, 22 val) y una canasta de Pack tras robo de Xavi Hernández acercó al Hestia en el marcador (52-58 a 4’55) parando Monclova el choque. Otra antideportiva (?) a Pack comenzó a escribir el final del partido. Whelan, que había aguantado con 4 faltas, y Beranek, ganando varios rebotes ofensivos, dieron la estocada definitiva (54-68) al equipo de Pagès que acusó los nervios del debut.