El joven entrenador mahonés, Xavi Mascaró, durante una sesión de entrenamiento del Helsingborg sueco de la Basketettan | H.B.

1

El novel entrenador, Xavi Mascaró Pons (Maó, 1999), formado en el CD Alcázar –primero de jugador y luego como técnico– siempre quiso salir de España y conocer Europa, a través del basket. Pero ni él mismo se cree que la oportunidad le llegara con 21 años. Es el entrenador del Helsingborg Basket de la Tercera División de Suecia, equivalente a la EBA. Una ocasión que le llegaría a partir de Nura Pro Basketball, programa de entrenamientos individuales para profesionales realizado en verano con Tomàs y David Jofresa.

«Conocí a Boris Balibrea, que entrena en Primera sueca, y me comentó. Tras la pandemia había mucha incertidumbre aquí, unido a la opción de descubrir nuevas formas de trabajar, culturas y demás. Suponía dar un paso grande como entrenador», relata para «Es Diari». Mascaró trabaja exclusivamente del basket, «algo que siempre quise y que en España es muy difícil; no podía dejarlo pasar». El Helsingborg juega en la Basketettan, tercera sueca, aunque llevaba dos años en Superettan (segunda) a gran nivel, «hasta la 2019/20, por las lesiones y la covid-19, bajaron. Pero el club es muy ambicioso en volver», admite, sin miedo por la presión, Mascaró, con pasado reciente en Catalunya, en clubes como Grup Barna o el BC Santa Tecla. «Es complicado relacionar el nivel sueco con el español; allí tienen muchos menos equipos y cada división la forman diez aunque hay buen nivel, sobre todo talento joven y mucho potencial. Alguno podrían jugar en categorías de gran nivel en España».

Contento, pese a la covid-19

Mascaró, entrenador desde los catorce años del Alcázar – de la mano del ex director técnico, Rubén Pascual –, se muestra feliz de su primer año en Suecia, covid-19 a parte. «Contento de haberme atrevido; estoy aprendiendo mucho, entrenando séniors de calidad que en España no pude y el club tiene mucha ambición, trabaja fuerte para crecer y confía en mí», exclama, agradecido.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 23 de enero en Kiosko y Más