Jermaine Marrow, en primer plano botando el balón, con Zamora tras él, atento a la acción | Manolo Barro

2

El entrenador del Hestia Menorca, Javi Zamora, admite que el base norteamericano, Jermaine Marrow, «no está rindiendo al nivel que esperábamos», si bien pone de relieve su gran ética de «trabajo», diagnosis que hace extensiva al ruso Ilia Sorokin, en cuanto a estar por debajo de lo potencialmente previsto. Asimismo, el entrenador madrileño enfatiza en que el actual proyecto del club insular está diseñado y forjado para rendir «a medio-largo plazo», lo que no significa «que no queramos ascender», precisa.

Durante una intervención este jueves en la cadena Ser (a nivel balear), Zamora aseguró que tras la derrota del sábado previo en Maó contra el Albacete «las sensaciones no fueron en absoluto negativas», y que el que él lidera es un «equipo muy joven».

«Iniciamos un proyecto deportivo este año que queremos que sea a medio-largo plazo; este tipo de proyectos necesitan paciencia, los jugadores jóvenes necesitan un espacio para adquirir experiencia. Algunas de las cosas que nos han ocurrido durante la temporada no han ayudado, pero no son excusa, son parte del aprendizaje y de esa experiencia», abundó el técnico del Hestia Menorca, que enumeró la lesión de Schilder, la de Pitu y el brote de covid como principales adversidades.

Pero Zamora alaba del equipo que «compite en todos los partidos» y que este «no es un proyecto resultadista». «Antes de la covid, que afectó a medio equipo, hicimos uno de los partidos más completos del año; el otro día contra el Albacete, 20 minutos muy buenos, y el rival estuvo sensacional...». En ese orden, el exEstudiantes considera que la pretemporada del equipo, en la que mostró gran competitividad ante rivales de ‘corte ACB’, tal vez «elevaron» excesivamente las expectativas alrededor de un equipo que a pesar de todo «no renunciará a nada dentro de una liga muy equilibrada y en la que hay proyectos poderosos y ningún equipo tiene la certeza de que vaya a estar seguro entre los cuatro mejores», revisa Zamora, que tal y como apuntó en estas páginas en el preámbulo de la temporada, para nada fija el ascenso como un objetivo.

«Podemos hacer más, sí, todos, yo también, pero no en cuanto a esfuerzo. El equipo tiene pasión, sacrificio, trabajo... está claro que no somos un equipo formado para no bajar y sí para salir a ganar cada partido, luego, la competición nos pondrá en nuestro lugar», continuó el preparador del Hestia Menorca y seleccionador español sub 19.

Varios motivos

Sobre el base norteamericano Jermaine Marrow, mejor anotador del equipo y de la liga (18.3 puntos por partido), a pesar de tan destacado estatus estadístico, Zamora considera que «no está rindiendo al nivel que esperábamos, por varios motivos». «Es un jugador que siempre ha tenido gran facilidad para anotar, pero ha venido a una liga que le ha sorprendido por el nivel... ha tenido que ponerse al día, tomar mejores decisiones ante defensas muy cerradas... le ponemos de ‘2’ para que pueda desenvolverse mejor en esa faceta anotadora, le damos herramientas para que vuelva a su mejor nivel, que ni mucho menos está mostrando», se extendió Zamora. Y añadió al respecto. «Hay situaciones en que puedes ayudar o castigar al jugador, y nosotros le ayudamos, pues es el primero en venir a entrenar, el primero que pide trabajo extra, el primero que quiere venir por las tardes cuando no hay entrenamiento... hay un componente que respalda que le apoyemos».

Acerca de Sorokin, Zamora recuerda que «tiene 20 años, es su primera experiencia fuera de casa y de su país y ha tenido, por la lesión de Schilder, que asumir otro rol... quizá no está aprovechando su oportunidad, pero también es mi responsabilidad. Tengo claro que somos el equipo más joven de la liga porque así lo hemos querido; queremos que los chicos lleven este club en el corazón toda su vida, que recuerden que aquí empezaron muchas cosas para ellos».

Por último, Zamora reconoció que durante el pasado verano rechazó algunas propuestas de equipos de superior categoría, «pues el del Hestia Menorca es un grandísimo proyecto, y la gente y la Isla, una maravilla».