El alero del Hestia Menorca Álex Tamayo bota el balón en transición; el canterano de Estudiantes convirtió 17 puntos y fue, junto con Pablo González Longarela, máximo anotador con 18 tantos | Gemma Andreu

El Hestia Menorca vio rota su progresión este martes tras caer en un final a cara o cruz frente al Cartagena en un encuentro donde los locales no pudieron contar con el concurso de Jhivvan Jackson y Héctor Alderete -era un encuentro que se debía haber jugado hace algo más de un mes y ambos no estaban fichados- además de Logan Schilder que fue baja de última hora por una gastroenteritis. El conjunto de Javier Zamora hizo un notable esfuerzo tras estar once abajo a falta de cuatro minutos para el final (52-63) llegando a igualar el marcador a 65 para caer desde el tiro libre donde Rodríguez fue determinante. Menorca protestó una falta en ataque de Smallwood -dio origen al tiro libre ganador de Rodríguez- y otra sobre Pitu Jiménez en el rebote que no concedieron los colegiados.

El Hestia arrancó anotando fácil (10-1) situación que revirtió el cuadro de Gustavo Aranzana para dominar tras un parcial de 4-21 al término del cuarto de la mano de Camara y los triples de Coello (14-22). Cartagena amplió su renta a +10 en el inicio del segundo parcial pero Menorca se aplicó en defensa (30-34) para retomar el mando gracias a Tamayo, Smallwood y Longarela para llegar al descanso 35-34 tras un triple del propio Tamayo.

La renta se amplió con un 5-0 de salida en un cuarto donde el Hestia mantuvo un pequeño colchón labrado desde atrás (46-40). La irrupción de Rodríguez, forzando faltas y anotando desde 4’70 devolvió el mando a los cartageneros cerrando Jiménez con un triple a trompicones el tercer acto con igualdad (49-49).

Los de Aranzana pusieron la directa desde el inicio y llegaron a disponer de +11 (51-62; 52-63) pero Menorca cerró su defensa y encontró acierto desde el perímetro para empatar a 65 a 1’30. Un triple de Longarela que se salió y el reseñado final a 4 segundos, con las falta de Smallwood, el acierto de Rodríguez y la falta que reclamó Jiménez, frenaron la progresión del Hestia Menorca.