Sergio Llull, este pasado viernes, puño en alto | ACB

1

El Real Madrid y el menorquín Sergio Llull están a las puertas de un nuevo título de la Liga Endesa, ya que si este domingo (18 horas) los blancos vencen en el cuarto encuentro a un FC Barcelona dubitativo, alzarán el diploma liguero y además en su casa y ante los suyos.

El conjunto blanco, con diez puntos del base mahonés, volvió a mostrarse superior al Barça y demostró de nuevo que ha llegado a esta final con más fuerza física y entereza mental, pese a que los azulgrana han demostrado este año ser capaces de todo y en Madrid no se fían ni mucho menos del 2-1.

Palabras de Sergio Llull

El jugador menorquín, Sergio Llull, base del Real Madrid– recuperado ya de sus últimas dolencias físicas que le dejaron fuera en ‘semis’ y en el primer encuentro del Palau– destacó el «gran trabajo» que está haciendo el equipo en el final de temporada, lo que le ha permitido adelantarse en la final de la Liga Endesa al Barça con su triunfo de este viernes, que le deja a un paso del título.

«El equipo está haciendo un gran trabajo para sobreponerse a las lesiones, a lo de Pablo Laso… pero está demostrando el carácter que tiene y cuando sales a la cancha intentas dar todo para que tu equipo gane. Vamos a salir el domingo a ganar como hemos hecho toda la serie. Este domingo vamos a tener que hacer un esfuerzo muy grande», adelantó el jugador de Maó en la web del Real Madrid.

Consideró el jugador mahonés que este pasado viernes por la noche completaron «un buen partido» a pesar de que aún hay detalles a mejorar. «Estamos jugando una final pero hemos ejecutado el plan de partido y el Palacio ha estado increíble. Cuando está así, nos da un plus de energía necesario para una defensa o una jugada. Está claro que es mejor ir 2-1 que 1-2 pero tenemos que jugar otro partido», avisaba el veterano Llull.

Respecto al partido de este sábado, en el que podrían ganar una nueva Liga Endesa, dijo Llull que el equipo «está concienciado y sabe lo que tiene que hacer. Deberías entrar en el vestuario después del partido. Estamos al final de la temporada. Los dos equipos estamos igual. Eso no es excusa y no tiene que afectarnos. Tenemos que echar el resto el domingo para ganar delante de nuestra gente. Jugamos en casa y espero que la gente responda como hoy», concluyó Llull, que se convirtió en el octavo máximo asistente ACB (1749), superando las 1748 que repartió el mítico ex Menorca Bàsquet, Andre Turner.