Bulfoni bota el balón, durante el amistoso en Sant Lluís | Gemma Andreu

0

El Pinta B Es Castell agota este fin de semana en Llucmajor un nuevo tramo de su preparación de cara al curso 2023 que empieza en poco más de una semana. El equipo que dirige Gino Rovellada se desplaza por tal motivo a Mallorca, marco del Trofeu Itegra Illes Balears, en el que el conjunto menorquín comparte cartel con los otros dos conjuntos del Archipiélago que esta campaña militan en Liga EBA, el Palmer Basket Mallorca y el Pancho Rentals Visit Calvià Agora Portals.

Precisamente estos dos equipos, ambos enclavados en la Isla mayor, son los que abren el programa de competición enfrentándose entre sí, este viernes por la tarde a partir de las 19.00 horas. Este sábado entra en liza el equipo de Es Castell, que se medirá con el Ágora Calvià (18.00 horas), y el domingo a las 11.00 horas se jugará el Pinta B-Palmer Palma, que clausurará el torneo.

Gino Rovellada

El técnico del conjunto menorquín, Gino Rovellada, que después de medirse con un rival de Primera Balear (CCE Sant Lluís, que solventó con triunfo) y con otro de LEB Plata (Hestia Menorca, ante el que sucumbió), encara su primer (doble) test ante un rival de idéntico nivel, tiene claro que esto se trata «de una etapa más en el proceso de preparación del equipo» y que en cualquier caso es positivo «intercalar partidos con adversarios de una categoría superior con otros de una menor». «El objetivo de una pretemporada es hacer el trabajo necesario para alcanzar el inicio de liga en el mejor momento, eso lo tenemos claro, más allá del nivel de los rivales», abunda Gino en ese sentido, consciente además de que la calidad y recursos que atesoran el par de rivales mallorquines, en algún caso, «es más propio de LEB Plata que no de Liga EBA».

Una doble piedra de toque de lo más evocadora en cualquier caso para calibrar «el nivel físico y táctico» en que se halla el Pinta B Es Castell en este momento de su preparación. Al respecto, Gino dice sentirse «contento» con la respuesta de sus hombres a lo largo de estas semanas y con la puesta a punto que están realizando, más en parangón al año anterior, cuya pretemporada estuvo marcada por las ausencias, con todo lo que ello implica.

«Hasta la tercera jornada no pudimos realmente empezar a ensayar sistemas, pues en los entrenos nunca podíamos ensayar situaciones de partido en 5x5», recuerda el técnico mahonés del Pinta B Es Castell de ese entonces. En el presente, «a excepción de Facu, que es cuestión de días», indica Gino en relación a la falta del jugador argentino, todavía en su país por motivos burocráticos, «contamos con todo el equipo desde el inicio», añade el entrenador.

Por último, Gino Rovellada, «con ganas de empezar la competición oficial» y que advierte «muy bien a nivel físico» al colectivo que dirige, deja claro que el Trofeu Itegra Illes Balears, «a pesar de ser amistoso», presenciará    a una versión del Pinta B Es Castell «competitiva» y con afán de «triunfo». «Luego las cosas nos saldrán mejor o peor, y en función de eso detectaremos qué aspectos debemos mejorar para el inicio de curso», termina el técnico del Pinta B Es Castell.