El danés Jonas Vingegaard, del Team Jumbo Visma, celebra su victoria en la meta de Hautacam. | YOAN VALAT

0

El danés Jonas Vingegaard dejó finiquitado el Tour de Francia tras imponerse en la cima de Hautacam, la última jornada de montaña, con una renta de 1.03 sobre el esloveno Tadej Pogacar que, a falta de la contrarreloj de 40,7 kilómetros de este sábado, está ya a casi 2 y medio. El ganador de las dos últimas ediciones atacó hasta en cinco ocasiones en la subida al Spandelles, penúltimo puerto de la jornada, sin lograr distanciar al danés, pero tras sufrir una caída en el descenso de ese puerto, perdió brío y ya no lo intentó más.

Vingegaard, que se permitió el lujo de esperar a Pogacar tras la caída, ambos se dieron la mano y las hostilidades se aplacaron, hasta que a falta de 4,5 kilómetros para la meta el esloveno ya no pudo seguir el ritmo que el belga Wout van Aert imponía para su jefe de filas. Es la segunda victoria de etapa para Vingegaard en el Tour de Francia, tras la que logró en el Granon en la undécima jornada, cuando arrebató el maillot amarillo a Pogacar.

Desde entonces ha resistido todas las embestidas del esloveno y en Hautacam le dio la puntilla para dejar listo para sentencia el Tour. El tercero de la etapa fue Van Aert, que completó otra jornada extraordinaria, escapado toda la etapa, y que entró a 2.10 de su compañero apretando el puño en señal de victoria. El cuarto fue el británico Geraint Thomas, a 2.54, con lo que certifica su tercera plaza y casi se garantiza su tercer podio en el Tour, tras la victoria en 2018 y el segundo puesto en 2019.

El cuarto será el francés David Gaudu, que entró a 2.58 y que está a 3.05 del tercer puesto. El colombiano Nairo Quintana no pudo seguir el ritmo de los mejores en el ascenso a Hautacam, entró a 5.22 del ganador de la etapa ya ahora es quinto a 5.25 del podio. El ciclista de Arkea tendrá que defender ese puesto en la crono con respecto al sudafricano Louis Meintjes, que solo está a 18 segundos.