Berto se duele tras recibir la entrada de un jugador del Constància. | Josep Bagur Gomila

0

Goles
0-1 minuto 2, Chus Seco.
1-1 minuto 52, Domi.

El Mercadal ha cedido su segundo empate del curso como local y lo ha hecho ante el mejor equipo que ha pasado por Sant Martí en un encuentro en el que ha tenido que lidiar con el gol en frío en contra que le ha dejado a merced de la calidad del Constància y una lluvia torrencial que convirtió la segunda parte en una auténtica batalla de titanes. El diluvio ha perjudicado a ambas escuadras –quizás más a la de Guillem Llaneras– que han tenido que cambiar el traje de bonito para enfundarse el mono de trabajo que le ha sentado mucho mejor a los rojiblancos.

Un error inhabitual en Jeroni ha provocado el 0-1 a los dos minutos y el trabajo de la semana se ha venido abajo. Los de Lluís Vidal no han acusado el golpe pero fueron claramente superados por el once blanquinegro que ha controlado el partido y apenas ha dejado resquicios en una defensa que no ha concedido faltas cerca del área. En la segunda mitad el Mercadal ha salido con una marcha más, ha tenido fortuna con el gol y a partir de aquí el encuentro se ha convertido en un espectacular combate físico, de ida y vuelta con el peligro que suponía el rasear el balón ante la cantidad de agua acumulada.