El unionista Tiago controla el esférico ante la presencia de Vico | Josep Bagur Gomila

8

Menorca y Unión se repartieron los puntos en el derbi mahonés por excelencia y al que solo le faltaron los goles. Con dos dibujos antagónicos, azulgranas y gualdiazules trazaron un partido intenso en el que la emoción corrió a raudales, principalmente en la segunda parte cuando el duelo se abrió y cada conjunto tuvo llegadas para decantarlo hacia su bando.

La Unión fue mejor, manejó el partido y buscó la velocidad por bandas para romper el muro que fue ayer el Menorca que cuando fue superado se encomendó a la fiabilidad de Óscar bajo palos. El conjunto de Tolo Roselló, muy ordenado, realizó un notable esfuerzo para contrarrestar el empuje del once de Juan Romero que arreció en los 25 minutos finales.

Empate que contentó más al equipo azulgrana, que tuvo sus ocasiones, en tanto que a los unionistas se les escapó la oportunidad de hacerse con el liderato.