El unionista Lacueva trata de alcanzar un balón a la carrera en un partido ante el Sant Lluís | Gemma Andreu

17

Salvo que la trama de la presente temporada en el escenario insular de Regional quebrante o invierta su actual inercia de forma radical, todo apunta a que la Unión celebrará dentro de unas pocas semanas su segundo título liguero en tres años, además de su primer doblete en más de cuatro décadas.

No en vano, la disputa el pasado fin de semana de la duodécima jornada de Liga en el circuito local repercutió para que el conjunto de Juan Romero incrementara a siete puntos el diferencial en relación al Alaior, segundo clasificado y con un partido más en su hoja de ruta que el conjunto gualdiazul. La Unión no falló en su visita al Penya Ciutadella, al que superó de cabo a rabo, en juego y en el marcador (0-3; Pasantes, Calero y Lacueva, los ejecutores), mientras que el Alaior fue derrotado por el Ferreries en Sant Bartomeu (4-1; Berto Vaquero, Carlitos Febrer, Migue Pons y Oumar golearon por los azulgrana; Ramón Huescar hizo el tanto albinegro?), en una fecha de competición en la que correspondió descanso al Sporting de Mahón, que mantiene el tercer lugar, si bien ahora a un abismo de nueve puntos respecto del líder (ante el que además tendrá prácticamente inviable recuperar el golaveraje, puesto que cabe recordar que la Unión le aplastó en Bintaufa en la primera vuelta por 0-4).

Lea la noticia completa en la edición impresa del 19 de marzo en Kiosko y Más