Sam Martí, esta presente temporada, con el Dosa alevín | Dosa

0

La Unió Esportiva Sami de la Liga Autonómica femenina ya cuenta con nuevo entrenador, el segundo de su corta e histórica trayectoria. El estas tres últimas temporadas coordinador deportivo del Dosa CF y entrenador de uno de sus alevines, Sam Martí, será esta próxima temporada 2021-22 el nuevo entrenador del primer equipo verdiblanco femenino. Apenas dos días después que sus jugadoras despidieran desde el Municipal del Sami a Damià Bosch, promotor de esta plantilla en la liga balear, la entidad que preside Francesc Cavaller se hace con los servicios de Martí.

El nuevo preparador del Sami femenino no es nuevo en el club verdiblanco, ya que antes de convertirse en coordinador de las categorías menores del Dosa, ya realizó esta misma función en el Sami, durante algunas temporadas. Ahora Sam Martí, que este verano se sacó el Nivel II de entrenador de fútbol, debutará como máximo responsable de un equipo absoluto y además en su versión femenina.

Tras confirmar a este diario su fichaje de cara al próximo curso, Martí expresaba en este diario su satisfacción, explicando el por qué. «Después de esta etapa de coordinador del Dosa y tras haberlo sido ya antes en el Sami, notaba un cierto desgaste a nivel mental y quería empezar a pensar un poco más en mí, por lo que expuse al Dosa mi intención de no renovar como coordinador», detallaba ayer Martí. Un adiós que luego propiciaría el acercamiento del Sami hacia el entrenador, para coger las riendas del conjunto femenino. «No tenía muy claro que quería hacer con el fútbol pero sí tenía claro que no quería seguir a cargo del club entero», señalaba.

En cuanto a la propuesta y posterior aceptación para entrenar al cuadro femenino, Martí, apoyado por Damià Bosch –al que le une una profunda relación personal –, no dudó en aceptar el reto samista. «La verdad es que me motiva este cargo y el hecho de viajar cada dos semanas y demás. Es admirable el trabajo desde la nada que ha realizado Bosch y me deja el listón muy alto, la verdad».

Sam Martí, que en su día entrenó a alguna de sus nuevas jugadoras en edades de benjamines, se muestra entusiasmado por el nuevo cargo. «Muy agradecido al Dosa por la comprensión y al Sami por pensar en mí. Trabajaré para seguir el legado que deja Damià Bosch», zanjaba el técnico, que abre las puertas al club salesiano para, «si lo creen oportuno», seguir echando una mano entre los más pequeños de la cantera.