En el Municipal de Ciutadella viven días felices, como nos expresan Elena Montenegro y Tamara Cansado | Josep Bagur Gomila

3

En el Municipal de la UE Sami todavía se frotan los ojos cuando se miran la clasificación de la Liga Autonómica Femenina 2021-22. Después de tres años de arduo y duro trabajo en el que las recompensas a modo de triunfos fueron llegando a cuentagotas y cabrían en las dos manos, este curso, el nuevo técnico, Sam Martí, y su renovada plantilla, son la sensación. Toda la liga teme a las verdiblancas y por méritos propios; cuatro victorias seguidas, a solo tres puntos del líder Algaida –con un partido menos –y una sola derrota. Un mes entero sin caer.

La voz de dos veteranas

Elena Montenegro y Tamara Cansado son dos de las veteranas y piezas angulares del renacido Sami femenino. Además de entrenadoras de formación en la entidad que preside Francesc Cavaller, son jugadoras del primer equipo autonómico. Montenegro, curtida en mil batallas en el mundo del fútbol sala primero y fútbol-11 ahora, admite cierta sorpresa, ante la marcha titánica del equipo. «Es raro si miras hacia atrás la verdad; no estábamos acostumbradas a la victoria y ahora llevamos cuatro triunfos seguidos. Para mí es una mezcla de sentimientos y a veces incluso parece un sueño del que vamos a despertar», se sincera Montenegro, autora de tres dianas. El equipo, en general, «está eufórico aunque con los pies un poco en el suelo. Vamos partido a partido».

Algo diferente lo ve su compañera, Tamara Cansado. «La verdad que sí nos lo creemos porque cada esfuerzo tiene su recompensa y hemos luchado cuatro años para llegar aquí. El equipo lleva bastante bien el cambio, creo que no nos ha afectado en nada pero tampoco tenemos que confiarnos de nadie», avisa, autora de dos goles, hasta el momento. A la hora de analizar el histórico momento del Sami femenino, cree personalmente Montenegro que la clave sería «una mezcla del fruto de estos años pasados de todo el esfuerzo y lucha y no rendirnos nunca, ni con el marcador en contra», analiza, uniéndolo también al «cambio de sistema y posiciones. Ahora somos un equipo más ofensivo, pisamos mucha área y la mejor defensa es un buen ataque». Para Cansado, las claves del nuevo Sami y estos cambios, «creo que no han sido muchos pero sí, no dejar de creer y trabajar duro cada entrenamiento y partido», expresa la ciutadellenca.