Paula Sintes conduce el esférico. | Gemma Andreu

0
  • CCE SANT LLUÍS 6
  • CE PARDINYES 2

El Sant Lluís sumó su segunda y necesaria victoria tras derrotar al Pardinyes por un elocuente 6-2 en un partido donde tuvo que reaccionar tras encajar los dos tempraneros goles de las visitantes. Una remontada fulgurante fraguada en apenas ocho minutos permitió al equipo de Javier Zurbano imponer su juego y controlar a la escuadra de Lleida que sufrió la velocidad y voracidad de Noelia Martín, autora de cuatro tantos. Un triunfo que permite a las menorquinas dejar en el furgón de cola a su rival de ayer y ganar dos plazas en la clasificación además de una importante dosis de moral y confianza.

El partido comenzó mal cuando a los 20 segundos Vicky aprovechó un error de Mireia para marcar el 0-1. El gol fue una losa que permitió a las catalanas presionar arriba, acumular jugadoras en ataque y sorprender de nuevo con un tiro desde la frontal de Ainara para hacer el segundo. Al Sant Lluís le costó reponerse del doble y peligroso mazazo pero en dos faltas bien lanzadas por Saez, Teixiné y Marín se adelantaron para igualar en sendos cabezazos. A partir de aquí, las azuladas se soltaron, tuvieron el balón, lo movieron con criterio y voltearon el marcador con un tiro de la propia Marín que se le escurrió a Elian. No se había llegado a la media hora cuando África robó un balón y resolvió ante la meta tras conectar con Teixiné y Marín en buena acción coral. En un abrir y cerrar de ojos las menorquinas disiparon los negros nubarrones que se cernían en el inicio para alcanzar los vestuarios con una notoria superioridad sobre el rival.

Tras el paso por vestuarios, un pase de Paula Tur lo aprovechó Marín para elevar con calidad sobre la salida de Elian. El Pardinyes, que había realizado una sustitución y cambios posicionales -adelantando la demarcación de Abad- no dejó de buscar el portal de Mireia pero sus intentos se vieron frenados por la cobertura local. Noelia Marín -una pesadilla para la adelantada zaga visitante- cerró su póker de goles tras arrancar desde atrás y marcar por bajo. Con el 6-2 y la posterior expulsión de Marta concluyó la cita que supuso la segunda victoria de un Sant Lluís que ayer se desató tras sufrir de lo lindo en el arranque.