Paula Tur, en la imagen con el balón, tuvo una buena oportunidad para hacer el 0-2. | Josep Bagur Gomila

0
  • RCD ESPANYOL B 3
  • CCE SANT LLUÍS 1

No era un escenario propicio para dar continuidad a la victoria lograda sobre el Pardinyes, pero el Sant Lluís estuvo a la altura de la relevancia que requería el partido frente a un Espanyol B que sigue intratable -siete victorias consecutivas- pero que sufrió en el inicio con el tanto de Noelia Marín y varias llegadas más del conjunto dirigido por Kike Berlinghieri. Al final, la calidad técnica de las periquitas terminó por imponerse frente a las menorquinas que lucharon hasta el final para entrar en el partido tras encajar el tercer tanto, un golazo de Silvia.

El partido comenzó muy bien para el Sant Lluís cuando Noelia Marín vio algo adelantada a Lucía y la batió por alto para firmar su octavo gol. Tras el 0-1, las visitantes tuvieron dos llegadas más, una clara a cargo de Paula Tur cuyo remate rozó el 0-2. Sin embargo, un balón que se perdió en zona de salida motivó un contragolpe que resolvió Renata para establecer la igualada. Las de Jonathan Ruiz se vinieron arriba mientras el Sant Lluís tuvo esos minutos de descontrol que aprovechó el once blanquiazul. En un balón a la espalda, la capitana, Ari Sánchez -doce tantos- deshizo el empate con un remate que sacó la defensa aunque el balón ya había traspasado la línea de gol. Hasta el descanso, las visitantes estuvieron algo espesas en su juego sin inquietar el portal espanyolista.

Tras el paso por vestuarios, el Sant Lluís, ahora con el viento a favor, dio un paso al frente y presionó arriba al Espanyol B en busca de devolver el equilibrio al marcador mientas el once barcelonés se guardaba para aprovechar la velocidad de sus puntas al contraataque. María y Paula Tur pusieron en peligro el portal de Lucía en sendos remates pero la calidad de las locales salió a relucir en una acción personal de Silvia que entró entre dos defensas y, tras regatear a Mireia, marcó con escaso ángulo. No bajó los brazos la escuadra menorquina y Noelia Marín remató cruzado cerca del palo una oportunidad para haber entrado en el partido y sembrar las dudas en su rival que las tuvo tras encajar el tempranero gol de la propia Marín.