El jugador del Mercadal, Ignasi Dalmedo, trata de zafarse de la presión de un rival, ayer en Sant Martí. | Josep Bagur Gomila

1

Mercadal Mercadal 2

Llosetense 2

Tercera División | Jornada 17 | 15/12/2021 16:00 | Final

CE Mercadal 2

Llosetense 2

El fútbol fue cruel y totalmente injusto para con el Mercadal, que tras realizar una gran segunda parte vio como un autogol del joven central Luke (que hizo un gran partido) privaba de lo que habría sido un más que merecido triunfo de los hombres de Pere Vadell (2-2).

El encuentro tuvo dos caras totalmente diferenciadas; la primera parte donde los locales apenas inquietaron la meta defendida por Yeray, y la segunda parte donde sometieron de forma clara al Llosetense que prepara el carismático Nico López. Los rojiblancos remontaron el tanto encajado en la primera parte con goles de Raúl y David Camps para luego generar hasta cuatro ocasiones clarísimas para haber sentenciado el choque.

Arrancó el encuentro con una doble aproximación peligrosa del Llosente; Davis encaró la portería rojiblanca, y Pozo con una buena intervención evitó el gol. De nuevo los visitantes avisaron tras un lanzamiento de falta que Ander solo remató a las nubes.

El primer acercamiento rojiblanco fue protagonizado por Sergi. Su remate fue desviado a saque de esquina por la zaga mallorquina. En el lanzamiento de córner, el conjunto de Nico López montó una rápida contra con un resbalón incluido de Dalmedo, y Ander la culminó (0-1). No tuvo poder de reacción el Mercadal llegando al descanso.

Los primeros minutos de la reanudación fueron claves. El Llosentense tuvo dos claras ocasiones para haber anotado el segundo tanto, pero el Mercadal resurgió y fue capaz de remontar el tanto inicial. Un disparo desde la frontal de Raúl a la escuadra significó el 1-1. A partir de aquí los rojiblancos tomaron el mando del partido generando suficientes méritos para haber goleado el rival. Dalmedo remató al travesaño una clara ocasión, y David Camps logró el 2-1 de cabeza. Siguió insistiendo el cuadro de Pere Vadell, y sólo la mala fortuna evitó que las claras ocasiones no acabararan al fondo de la red. El destino tenía una mala jugada a los locales con un autogol de Luke, un mazazo inmerecido. No hubo tiempo para más y el sábado se recibe al Poblense.