Imagen del partido jugado este domingo en Sant Martí | MANOLO BARRO

0

Mercadal Mercadal 0

Plat. Calvià Plat. Calvià 1

Tercera División | Jornada 24 | 16/01/2022 12:00 | Final

Lo que acontece este año en Sant Martí cada vez que el Mercadal pisa el césped es surrealista, es como la reposición de una película muy vista con idéntico final donde el héroe - el equipo de Pere Vadell- no puede acabar con el malo de turno, encarnado en esta ocasión por el Platges Calvià, con la consabida decepción por parte de los cinéfilos que asisten a la proyección del film. Buena película con mal desenlace. Utilizando uno de los múltiples tópicos del fútbol, ayer el Mercadal jugó como nunca y perdió como siempre. Un gol logrado de forma inverosímil por Blai privó a los rojiblancos, que acusan de forma alarmante su falta de acierto, de un The End mucho más acorde a los méritos realizados y dio un botín excesivo a los mallorquines que no exhibieron el puesto que ocupan. El buen planteamiento del Mercadal, que creció con el paso de los minutos, le llevó a generar ocasiones que no goles y la función comenzó a estropearse por ahí. Al final, lo de siempre, un rival con pocas llegadas pero más resolutivo y el cuadro menorquín que sigue su con su mal fario en su escenario preferido como Sant Martí.   

El partido arrancó con un Platges con el esférico mientras el Mercadal dejaba que tocase en la parcela propia saltando a la presión cuando el rival intentaba superar la zona ancha. El trabajo reportó recuperaciones, privó al Platges de llegar al portal de Pozo y sirvió para crecer en ataque y generar situaciones de peligro. Un tiro de David Camps que desvió Tolo abrió las hostilidades que los visitantes replicaron al minuto con un remate casi sin ángulo de Hugo sacado por Pozo (24’). A partir de aquí, el Mercadal sumó robos, llegadas y remates -una falta ejecutada por Rubén a la parte superior del travesaño- un tiro de Eric salvado otra vez por el meta y de Elliot y Marc Capó que no encontraron destino.

La buena imagen que ofreció el conjunto de Vadell hacía albergar esperanzas de poder encadenar por fin dos victorias consecutivas pero la realidad fue bien distinta.

En la reanudación, el Platges salió fuerte, abrió el campo y sorprendió en los primeros minutos con una clara ocasión de Hugo y el postrer remate de Josemi tapado por la defensa de un Mercadal que despertó tras el susto morrocotudo (47’). El duelo se equilibró un tanto, los rojiblancos no lograban recuperar como en el primer tiempo y les costó más llegar al área contraria. Llegó la dosis de polémica que suele haber en cada cita en casa, Elliot pidió penalti por manos tras un centro, el auxiliar, Víctor Moll, tuvo dudas y al final eligió no marcar la acción (57’) en acción que acabó el propio Elliot rematando al larguero.

Carrusel de cambios intentando mejorar ambos sus prestaciones y el Platges que sacó partido a un saque de esquina con el tanto de Blai. Prisas en los menorquines que tuvieron el empate en un tiro de Dalmedo salvado por Tolo que puso el epílogo a una película muy vista y cansina.