Tita Llorens, en una travesía | P.J.

1

La nadadora menorquina Tita Llorens salvará este domingo la distancia de 17.320 metros que separan las islas de Formentera e Eivissa. Lo hará para recaudar fondos a favor de los niños hospitalizados de larga duración que luchan contra graves enfermedades y con los que trabaja la ONG ibicenca, Proyecto Juntos.

La intrépida nadadora ciutadellenca, de 50 años, recorrerá en solitario el Mediterráneo desde la playa Cala Saona en Formentera hasta la playa de Las Salinas en Eivissa en un reto deportivo solidario destinado a recaudar fondos para dar apoyo a familias con niños hospitalizados de Eivissa y Formentera. Los más de 17 kilómetros que separan ambas islas serán un punto de unión para esta causa, los niños hospitalizados y sus familias, por los que la ONG lleva trabajando más de tres años.

Unas cinco horas nadando

En esta ocasión, el desafío solidario estará especialmente dedicado a Leyre, una valiente ibicenca de tres años que permaneció los primeros años de su vida hospitalizada. Allí aprendió a hablar y caminar. Hoy la pequeña por fin puede disfrutar de la su infancia lejos de las salas de hospital, visitándolas únicamente para revisiones periódicas. La hazaña deportiva comenzará a las 8:00 de la mañana y finalizará sobre las 13:00h en Ses Salines, concretamente en Beso Beach, con la llegada de la nadadora de Ciutadella donde la estará esperando Leyre y su familia.

Se han abierto vías de colaboración para realizar los donativos y colaborar con la iniciativa.