Gemma Triay y el puerto de Maó. Una rada impresionante como telón de fondo para una jugadora superlativa | Gemma Andreu

1

La menorquina Gemma Triay, junto con su pareja de juego, la madrileña Ale Salazar, irrumpen a partir de este jueves en el Estrella Damm Menorca Open 2021, con la disputa de la ronda de octavos de final por motivo (el torneo alzó el telón el lunes, con la disputa de las preliminares en Sant Lluís), una franca oportunidad para la mejor dupla del momento en el World Padel Tour de abundar en tal condición incrementando su renta en la cima del ránking y por extensión, prolongando una dinámica triunfal que les ha permitido enlazar tres títulos consecutivos (Cerdeña, Master de Barcelona y Lugo).

«Llegamos con muy buenas sensaciones, no es fácil ganar tres torneos seguidos, este año el circuito femenino está muy equilibrado, y nuestro deseo es mantener la racha, demostrar que también aquí, en Menorca, podemos jugar bien», analizó la jugadora de Alaior y líder del cuadro femenino del WPT en el preámbulo de su entrada en liza en la cita, prevista para este jueves a mediodía en Bintaufa, y en el marco de la presentación en sociedad del Estrella Damm Menorca Open, que se llevó a término este martes por la mañana en el paseo martítimo de la calle Fornells de Maó, con el imponente puerto como evocador marco de fondo.

Gemma, ganadora del Master final que se celebró en la Isla el pasado mes de diciembre, por lo que ya conoce la sensación de dominar en casa, competirá por eso totalmente liberada de cualquier atisbo de presión. «Llegamos como pareja número uno y la verdad, no siento que vaya a tener una presión extra, sino al revés. Jugar en casa, con el apoyo de tu gente, tu familia, hace que me sienta más a gusto. El año pasado jugué dos torneos aquí y en los dos me sentí muy bien. Son situaciones que si las sabes gestionar, se convierten en un plus a favor», revisa al respecto Gemma, con ganas «de empezar a jugar y de hacerlo bien», teniendo muy claro que «sí, Ale y yo sabemos lo que es ganar en Maó, pero cada año es diferente, y ganamos con parejas diferentes. Está claro que los puntos del año pasado sirven para iniciar la nueva temporada en un posición en el ránking, pero poco más, es otro año, también las parejas rivales son diferentes y lo que hicieras en el pasado, tampoco cuenta tanto».