Imagen de archivo de Novak Djokovic. | Andrej Cukic

15

El tenista Novak Djokovic parece no haber dicho la última palabra tras toda la polémica generada en su intento de disputar el Abierto de Australia a pesar de no estar vacunado. Según la agencia Reuters, el serbio habría comprado el 80% de una empresa danesa de biotecnología (QuantBioRes) con el objetivo de desarrollar un tratamiento médico contra el COVID-19.

Aunque se desconocen los detalles de la operación, ha trascendido la fecha en la que el tenista realizó la inversión. Según el director ejecutivo de la empresa, Ivan Locarevic, Djokovic habría adquirido el 80% de las acciones en junio de 2020.

QuantBioRes trabaja actualmente con un total de 11 investigadores en un tratamiento para el COVID que de ser efectivo evitaría que el coronavirus infecte la célula humana. La compañía espera poder realizar los primeros ensayos clínicos el próximo verano en Gran Bretaña. De momento Djokovic ni nadie de su entorno ha realizado declaraciones al respecto.