Panorámica parcial de las obras que durante la semana previa dieron inicio en la zona de Bintaufa, en los aledaños del campo que aloja al Sporting de Mahón | Ajuntament de Maó

9

Las obras para la creación en la zona de Bintaufa, en Maó, de lo que en principio será el hogar del Piratas de Menorca y en consecuencia, el primer enclave de la Isla adaptado para la práctica del béisbol, y su derivante sóftbol, empezaron durante la semana pasada.

El proyecto viene a satisfacer y a culminar las numerosas gestiones y desvelos que durante más de un año han llevado a cabo y sufrido Isidoro García y Rafael di Feo, primero para la creación del club, los Piratas, y luego para dar con un terreno que permitiera, ya no solo alojar el propio equipo, sino que por añadidura ofreceriera a la población de la Isla con deseos de ello, una plataforma en la que conocer o practicar el deporte del bate, tan popular a nivel mundial. Asimismo, esta iniciativa también responde al deseo del área de de Deportes del Ayuntamiento de Maó que lidera Carlos Montes de explorar la posibilidad de impulsar deportes de este perfil (minoritario a nivel insular) en la ciudad.

En ese orden, el consistorio cumple con el acuerdo adquirido durante el pasado mes de octubre de 2021, en reunión mantenida entre Montes y el presidente de la Real Federación Española de Béisbol y Sóftbol, Jesús Lisarri Tomás, y a la que también concurrieron Isidoro García y Rafael di Feo, y en la que sustancialmente    el Ayuntamiento se comprometió a buscar una zona en la que se pudiera jugar al béisbol, donde además en adelante, y de modo gradual, se irán acometiendo una serie de acciones que la conviertan en un auténtico recinto de béisbol y sóftbol, con sus correspondientes prestaciones.

El campo en ciernes, que localiza en los alelaños de la zona deportiva municipal que aloja al Sporting de Mahón, según detalla el presidente e impulsor de los Piratas de Menorca, el mencionado Isidoro García, «supone un paso más». «El final del túnel está más cerca tras más de un año de trabajo para crear el club, conseguir un terreno, convencer que un club de béisbol y sóftbol en Menorca era posible...», abunda el dirigente, que incluso vaticina capacidad para «participar en competiciones de nivel nacional y poner a Maó y a Menorca en el mapa beisbolero español».