Espectacular imagen de Pons, en el noroeste africano | Carter

Cabo Verde ha acogido estos pasados días la primera etapa del Campeonato del Mundo de Windsurf, del Circuito Mundial, una prueba que se ha disputado en la playa de Ponta Preta, en la isla de Sal, en la que han participado los mejores practicantes de este deporte acuático del mundo. Y entre ellos se ha citado una temporada más el ciutadellenc residente desde hace más de una década en Gran Canaria, Josep Pons. Este archipiélago africano que se encuentra en el Océano Atlántico ha supuesto para Pons la primera estación en este año 2022.

Esta ha supuesto la quinta vez que Cabo Verde ha albergado una prueba del Circuito Mundial de Windsurf, y la etapa de 2022 ha contado con 32 windsurfistas en representación de Cabo Verde, España, Alemania, Francia, Estados Unidos, Venezuela, Brasil, Japón, China y Gran Bretaña, celebrándose en la modalidad de olas ‘ola’, decisión tomada prácticamente a última hora.

Estreno con el 17 del mundo

En la primera eliminatoria no le salieron demasiado bien las cosas al menorquín, con rivales de mucha entidad y además en un circuito poco apto para sus condiciones. Luego, en la segunda ronda del Mundial de Cabo Verde, sí logró pasar su eliminatoria como primer clasificado, adaptándose muy bien. «Aquí me sentí realmente bien», señalaba Pons a este diario, todavía desde tierras africanas. Luego, y tras esperar unos días a que las condiciones de viento mejorasen para proseguir con el campeonato, llegaba el momento de tener «más suerte que navegación. Navegué bien pero no cuadré olas buenas, por lo que acabé tercero», decía Pons, acabando el 17 del mundo. «No está mal teniendo en cuenta los rivales y el territorio».