Momento de una de las salidas que se vivieron por la mañana en el reformado circuito de Son Cardona Nou, en Maó. | Josep Bagur Gomila

0

Había muchas ganas este domingo en el renovado circuito de Son Cardona Nou de Maó entre los aficionados al motor de la Isla y los moteros autonómicos. Y es que dos años después y a causa de la pandemia de la covid-19, Menorca acogió ayer domingo una prueba de motocross, con la disputa en el recinto mahonés de una de las pruebas del Campionat de Balears 2022; una cita que no defraudó ni a los presentes a la cita ni a los casi 40 pilotos de todo el archipiélago balear que se citaron en Maó para aumentar sus posibilidades de podio balear final.

Hasta 35 pilotos baleares se concentraron en el recinto de Maó para un Autonómico que una vez más volvería a demostrar en la Isla el enorme talento que hay en las Illes Balears, como se pudo ver en el circuito menorquín. Arrancaba la categoría Mx1-Mx2, primera de las seis mangas de la mañana (dos por categoría) y cada carrera constaba de 20 minutos y dos vueltas. Inmediatamente al acabar empezaba la categoría Aficionados y luego, Mx3-Mx4. En estas tres primeras mangas hubo alguna caída sin importancia, especialmente debido al exceso de barro en algunas zonas.

Tras un paréntesis de 30 minutos y con el aliciente añadido que en la primera manga de cada categoría se disputaba el premio Holeshot– al piloto que dobla la primera curva tras la salida–, a las doce del mediodía empezaba la segunda manga de la categoría Mx1-Mx2, con el sol que calentaba con ganas y las zonas que antes estaban embarradas ahora estaban más secas, por lo que el ritmo de carrera aumentaría y las caídas o enganchadas en el barro desaparecieron. Finalmente, en MX1, triunfo de Joan P. Segura, seguido de Marc Martí y Pedro Segura; en Mx2, ganó Pau Salas, delante de Tomeu Alomar y Andreu Llull.

Luego, en Aficionados, triunfo de Miguel Alomar, superando a David Laurence y José Mª Castillo. Quedaba la última de las seis mangas, Mx3-Mx4, momento cumbre de la mañana, con el circuito a mejor y el público empujando a los pilotos. En Mx3 era primero Jordi Rosselló, delante de David Mariano y del menorquín Miguel López, único insular presente en los podios. En Mx4, dominio de Joan J. Pons, Jesús José y Antonio Barceló.

Máxima satisfacción del club

Fue mucho más que una prueba del Campionat de Balears la de ayer en Son Cardona Nou, que se vistió de gala, también con actividades alternativas, como boti boti o tiovivos y concesionarios en el ‘paddock’, además de música y la paella, como colofón final a la fiesta motera de Maó.

Miguel López, nuevo presidente del MotoClub Menorca, club organizador de la prueba, se mostraba ayer noche muy satisfecho por la participación. «Unos 35 pilotos es una cifra muy positiva, ya que en Mallorca normalmente suelen participar unos 40-45 y no nos podemos quejar», señalaba a este diario. Se congratuló también el mandatario que no se tuvieran que lamentar accidentes de consideración y que se compitiera sin demasiada polvareda, «al regar las instalaciones».