El piloto español Carlos Sainz. | FLORENT GOODEN / DPPI Media / AFP7 / Europa Press

El piloto español de Fórmula 1 Carlos Sainz (Ferrari) se mostró este jueves «optimista» de cara a la segunda prueba del calendario que se disputa sobre las rápidas calles de Yeda este fin de semana, al mismo tiempo que reconoció tener «buenas opciones» de volver al podio, a pesar de la penalización de 10 puestos a su compañero de equipo, Charles Leclerc, por el tercer reemplazo de una de las centralitas del monoplaza.

«Quiero pensar que sí, la pista es completamente distinta a la de Bahrein, el asfalto, las alas, la velocidad, tengo la sensación de que seremos más competitivos, no sé si al nivel de Red Bull, lo que es extremadamente complicado, pero soy más optimista y creo que tenemos buenas opciones de volver al podio», señaló el piloto en la rueda de prensa oficial.

El español destacó que su cuarto puesto en Bahrein le supo a poco y reconoció aspirar a cotas mucho más altas en la siguiente cita. «Fue un duro primer fin de semana, pero en general salimos con lo máximo que se podía hacer. Obviamente la penalización de Leclerc no es lo ideal, pero es solo la primera carrera. No es cómo se empieza, es cómo se termina. Vamos a intentar crecer desde aquí y mejorar el coche lo máximo posible», expresó.

En este sentido, el de Ferrari reconoció una cierta «preocupación» por la sanción a su compañero, aunque aseguró que se va a arreglar. «Claro que hay cierta preocupación, no quieres empezar con esos problemas de fiabilidad, penalizar en la segunda carrera, pero es algo que nos pilló por sorpresa, no habíamos visto desde hace mucho tiempo esa doble avería y tenemos que arreglarlo. Estoy seguro de que lo haremos, hay que seguir adelante y ser más competitivos», concluyó.