ROCÍO GÓMEZ. La jugadora andaluza, recibiendo la aprobación de sus compañeras en un momento del partido del sábado ante el Atlantic Holding. | Enrique Truchuelo/Diario de Bugos

1

El Avarca de Menorca regresó ayer tarde a la Isla con la primera victoria de la temporada en su haber, obviando el desigual partido de la Supercopa, el domingo, en el que fue abatido sin remisión por el poderoso Naturhouse de Logroño, un equipo superior al resto, al que será prácticamente imposible alejar del título.

El botín fue ideal porque en la Supercopa tenía mucho a ganar y poco a perder, no así en el partido de Liga que consiguió hacer supo en Miranda del Ebro ante el Atlantic Holding.

Papel destacado en la victoria lo tuvo la receptora andaluza, Rocío Gómez. 18 puntos anotados, y buena labor en recepción le han valido para ocupar plaza en el 'siete' ideal en el que también figura la capitana del equipo, Irene Cano, por haber sido la máxima bloqueadora de la primera jornada con 6 bloqueos ganadores.

Rocío, la jugadora de Jaén, de 26 años y 1,89 metros, procedente de la Liga belga, anotó 18 puntos en Miranda del Ebro, y 12 más ante l Naturhouse, que fue su equipo hace tres años. Modesta, incluso sorprendida, no considera que sea una de las mejores jugadoras de la Superliga, «no tengo que decirlo yo, pero hay muchas más buenas que yo, y mi papel está en trabajar para el equipo; ahora he destacado yo pero otro día lo hará Raquel, Irene, Ester...».