La expedición menorquina, feliz con el trofeo de Palma | CVC

0

Tras dos horas de partido el Avarca de Menorca consiguió ayer hacerse con una victoria muy sudada y en el quito set (15-11), adjudicándose así el Trofeu Ciutat de Palma. El JS Cide de Superliga 2 no se arrugó y el público pudo disfrutar de un voleibol de alto nivel. En el primer set ya se pudo ver la igualdad, las menorquinas aprovechaban su mayor altura en las jugadas sobre la red y el Cide lo contrarrestaba con su mejor recepción y mayor implicación en la segunda línea de defensa. Con parcial de 21-25.

En el segundo se giraron las tornas. El JS Hotels que ya se había sacudido la presión y consiguió imprimir un mayor ritmo de juego basado en sus defensas imposibles. Las de Bep Llorens no reaccionaron ante el empuje local, que se impuso 25-23. El tercero volvió a ser para las menorquinas, devolviéndoles el 22-25, aunque en todo momento los puntos se decidían por detalles. El cuarto fue sin duda el set de la sorpresa. El Cide entró ya con dinámica ganadora y puso contra las cuerdas al Avarca, que nada pudo hacer ante el vendaval de buen juego de las blanquirojas. El electrónico marcaba la mayor diferencia de entre todos los sets, un sorprendente 25-14 final para el JS Hotels, que demostró que este equipo será un grupo difícil a batir cuando encuentren el punto competitivo justo.

En el quinto y definitivo set, el Avarca tuvo que sacar los galones, apretaron muy fuerte en saque y consiguieron una pequeña ventaja que a la postre sería definitiva. Aunque no sin sufrimiento. Cuando todo parecía decidido, las locales sacaron fuerzas de donde ya no quedaban y ajustaron al máximo el marcador. Un 11-15 final que daba el triunfo en el trofeo Ciutat de Palma al Avarca de Menorca pero que explica a la perfección lo que se pudo ver en el campo: máxima igualdad.

Las mejores jugadoras del partido por parte del Avarca, irregular aún y con intermitencias, fueron Raquel Brun y las centrales Rosalía Alonso y la recién llegada Dalliane Dias.