Toque de calidad. El que pretende imponer el equipo menorquín ante un rival aún más necesitado de triunfos Avarca vollei alcobendas | David Arquimbau

0

La próxima tirada de dados del Avarca de Menorca ha de ser de seis doble, que le permita levantar una tarjeta de la suerte y que ésta le remita, obligatoriamente, a caer en la casilla de victorias y cobrar el importe fijado por triunfo. Visita hoy (19.00 horas) el equipo menorquín la pista del Extremadura Arroyo, colista de la competición con un punto en los cuatro compromisos disputados.

El grupo de Bep Llorens ha encadenado una serie de tres derrotas, que el vestuario bermellón intenta gestionar sin caer en el alarmismo, al tiempo que consciente de la urgencia de sumar. «Hemos caído ante tres rivales difíciles, que supuestamente estarán arriba», reflexiona la colocadora María Larrakoetxea. De hecho, Naturhouse y Leadernet son primero y segundo; sólo el Aguere Tenerife se ha descolgado de la lucha por las primeras plazas.
La jugadora vizcaína asume la importancia de este encuentro, «no hablamos ni de puntuar, tenemos que ganar sí o sí. Tenemos ganas de salir de la zona baja y engancharnos a los rivales que nos preceden en la clasifiación».
La jornada -y el fin de semana- de descanso «nos ha venido muy bien» reconoce Larrakoetxea, «anímicamente estamos preparadas para volver a jugar y sumar la segunda victoria. Necesitábamos desconectar, cargar pilas y prepararnos para los seis rivales que quedan» del calendario de la primera vuelta.

El regreso a la competición coincide con la recuperación de Raquel Brun y Dalliane Dias. Larrako no esconde la importancia de disponer de la plantilla al completo, «han sido baja en partidos importantes. El equipo no juega igual con jugadoras que no están al cien por cien».

[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]