Westergaard, el domingo, intentando tapar a Brun. | Mireia Norberto

0

«Tengo que parar con mi lesión porque ya vengo forzando mi rodilla estos últimos encuentros y la verdad que no estoy al cien por cien». Ataque de sinceridad ayer para «Es Diari» de la atacante argentina y capitana del Avarca de Menorca, Maira Westergaard, quien tras arrastrar desde hace semanas problemas en su rodilla producidos por una importante sobrecarga –y posterior inflamación –, ha decidido, junto al cuerpo técnico del CV Ciutadella, parar y reposar. «Tanto yo como el club hemos optado por parar unos días y poder recuperarme para poder volver a estar al cien por cien y no forzar más esta lesión», señalaba ayer.

Y es que en los últimos encuentros, coincidiendo en parte con el empeoramiento en los resultados de las chicas de Bep Llorens, se ha notado que la capitana bermellón juega sin estar ni mucho menos en su tono físico habitual, lo que le ha restado potencial para ser la jugadora determinante de siempre. De ahí que jugadora y club, pese a jugarse esta semanas su ingreso en la Copa de la Reina, han decidido poner el ‘stop’. «Mi sensación ahora es de aceptar que tengo que darme un respiro y trabajar lo que me falta para poder recuperar la rodilla, que es lo que quiero yo y el club. Toca preparar la cabeza para poder hacer una recuperación lo más corta posible e intensa para poder volver a dar mi mejor versión y ayudar al equipo a un cien por cien», exclamaba ayer Westergaard, viviendo una situación inusual para ella, sin haberse perdido prácticamente partido alguno.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 10 de noviembre en Kiosko y Más