La capitana del Avarca, Maira Westergaard, no para ni en verano;y este año, menos, tras su lesión de rodilla | Alfredo García

0

No por ser la sexta temporada en el Avarca de Menorca, la atacante argentina, Maira Westergaard, la afronta como una más. Con el plus colectivo de haber formado una gran plantilla para la Liga Iberdrola 2022-23 y de regresar a Europa una década después en Ciutadella; y tan o más importante, en el aspecto personal, de verse totalmente recuperada de su maldita lesión de rodilla de la pasada temporada, una de las mejores jugadoras de la liga y de las más cualificadas que han vestido de bermellón, espera con ansia el arranque de curso. Westergaard, que afronta el último de sus dos años de contrato, destila ilusión por la nueva plantilla y amor por el club, en «Es Diari».

Un verano más de relax en la Isla. Usted no se mueve de aquí, ni sin voleibol.

—Estuve en Argentina 15 días, que ya me tocaba, y aquí sigo entrenando casi a diario y trabajando, siendo entrenadora personal en Ferreries, con Menorca Trainers. Aquí se vive muy bien pero sin descuidar entrenamientos y mucho voley playa. Y calor (risas).

Eso, ¿le encanta no el voley en la arena también?

—Hemos ido a varios torneos con Maria Jofre y fuimos incluso a Santoña. La arena ayuda mucho y, a parte, juego con el Idees Menorquines el ‘Volei Estiu’, un clásico del verano del CV Ciutadella.

Sexta temporada en el Avarca, ¿lo habría imaginado nunca cuando aterrizó en la Isla?

—Jamás lo habría pensado y, de hecho, al fichar, busqué dónde estaba Menorca en el mapa. Y sí, seis años muy feliz, con el club, con Ciutadella... Me siento como en casa, me trata todo el mundo muy bien y ya tengo mi familia menorquina. No pensé nunca estar tantos años en un club y menos en Europa y en la Isla, que pensé el primer día, ¿dónde me he metido? Y al final, estoy en uno de los mejores clubes de España.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 01 de agosto en Kiosko y Más