Presentación. Coincidió ayer con la celebración de una jornada de puertas abiertas en Líthica y logró reunir a un buen número de personas en las canteras | Kika Triay

11

Menorca ya cuenta con un nuevo festival de verano. Su nombre es Pedra Viva y, en realidad, ya existía desde hace tres años, aunque no de una manera formal. Durante los últimos veranos, el recinto de las canteras de S'Hostal en Ciutadella acogió la celebración de diferentes eventos culturales. La buena acogida de los mismos ha llevado a la entidad que gestiona el espacio cultural, Líthica, y al programador de los actos, Joan Taltavull, a dar un paso adelante. Así es como ha nacido un certamen que inicia su andadura con 15 citas para todo el verano a partir de 1 de julio.

Taltavull presentó ayer la programación de Pedra Viva durante la jornada de puertas abiertas en las canteras, donde explicó a los existentes que el nombre del festival hace alusión al propósito de «dar vida a un elemento como la piedra, que aparentemente está muerto». El director del festival, gestionado a través de la asociación Tal i Tal, ha decidido ampliar las tradicionales actuaciones de los miércoles con otras cuatro fechas, los viernes, pensadas para un público más joven. Todos los eventos serán a las 20 horas en diferentes espacios de las canteras.

En su primera edición, Pedra Viva contará con una gran variedad de disciplinas artísticas, como música, tanto tradicional como moderna, danza, teatro y cine, principalmente. El proyecto ha podido salir adelante gracias, en parte, al apoyo de una mecenas como Mariona Carulla, presidenta de l'Orfeó Català-Palau de la Música, quien según explicó Taltavull ha aportado al proyecto «buenos consejos, su experiencia y dinero». Por su parte, Carulla tomó la palabra ayer para apoyar la iniciativa, en la que ya había participado como espectadora en veranos anteriores, y definir Líthica como «un lugar irrepetible» que culturalmente «da mucho juego».

En esta nueva etapa, como no podía ser de otra forma, el festival cuenta con una nueva imagen corporativa, diseñada por la artista catalana Març Rabal, quien también ha firmado el cartel de la edición de este año.

Los organizadores explicaron que el aforo para el festival es limitado y que las entradas costarán 12 euros los viernes y 8 los miércoles, precio este último también para los menores de 12 años. También existe la posibilidad de comprar un abono para todo el verano por 130 euros.

[Vea la programación del festival en la edición impresa o enKiosko y MásoMy News]