Imagen promocional de la versátil artista mallorquina | M.M.

0

Aún queda algo más de medio año para la celebración de la cuarta edición del Cranc Illa de Menorca Festival, pero los organizadores del evento, la discográfica Ataque Records, ya comienzan a calentar motores con el anuncio de los primeros artistas confirmados. Un cartel que estará formado por una veintena de propuestas musicales y del que se acaba de conocer una de sus grandes bazas, la mallorquina Maika Makovski (Palma, 1983).

Catalogada como una figura todoterreno y muy versátil, la balear es conocida por sus trabajos como músico, actriz y artista visual. Desde que debutara en 2005 cuando tan solo contaba con 20 años, Makovski ha publicado siete trabajos discográficos y además ha colaborado con un buen número de artistas internacionales, como Howe Gelb, The Dubliners o The Jayhawks.

Su último trabajo publicado, «Chinok Wind», data de 2016, aunque su nombre no ha dejado de ganar popularidad en los últimos tiempos, especialmente gracias a su papel como presentadora del grupo de música en directo que emite La 2, «La hora musa». Por otra parte, el año pasado puso en marcha un nuevo proyecto con el trío femenino de punk-rock The Mani-las, y en 2019 ha firmado la banda sonora de la última película de Paco Plaza, «Quien a hierro mata».

El otro nombre que se ha dado a conocer del cartel es el de Bronquio, el nuevo proyecto musical Santiago Gonzalo, artista que con unos comienzos en la escena punk se ha centrado en los últimos tiempos en los sonidos de corte más electrónicos. El nombre de Bronquio ha sonado bastante a lo largo de 2019 por ser uno de los responsables de la propuesta musical presentada por Kiko Veneno en su último disco, «Sombrero roto».

Cabe recordar que el festival, que se celebrará los días 28, 29 y 30 de mayo, repetirá ubicación por segundo año consecutivo en Cala Figuera, en el puerto de Maó, y que las entradas ya se encuentran a la venta. El Cranc, que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Maó, la Fundació Foment de Turisme y el Institut d’Estudis Baleàrics, apostará un año más por un programa que va más allá de los conciertos con jornadas profesionales, exposiciones, un mercado y actividades par los más pequeños.