Txalaparta. El tradicional instrumento de la cultura vasca será uno de los protagonistas en el estreno mundial del espectáculo «Harria Herria».

1

Los responsables de Pedra Viva tuvieron siempre claro que la última de las opciones que manejaban este año era la de la cancelación del festival. «Una de las grandes capacidades que tiene el arte es la adaptación», recuerdan desde la organización. Y eso es precisamente lo que han hecho, ajustarse a la nueva realidad del panorama cultural que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia.

Con la programación cerrada mucho antes de que se declarara el estado de alarma, la muestra ha conseguido mantener en el grueso de su programación. Tan solo se han caído una de las propuestas más atractivas, la de la cantante israelí Noa, y la del Cor de Noies de l’Orfeó Català. Por otra parte, la novedosa fiesta que preparaban como apertura de festival, también tendrá que esperar a otra ocasión.

Ante un panorama todavía incierto, en el que se desconoce cuáles serán las ayudas económicas concretas y cómo afectará la nueva situación a la asistencia de público, Pedra Viva ha acordado con los artistas «flexibilidad» a la hora de poder cubrir los cachés pactados. No obstante, la intención es poder pagar las cifras firmadas inicialmente.

La muestra artística, que este año alcanza ya novena edición (la quinta bajo el nombre de Pedra Viva), anunció ayer la programación completa para la presente edición, que se celebrará finalmente entre el 8 de julio y el 2 de agosto. Una apuesta cultural que sigue tirando de la multidisciplinariedad como bandera del evento.

El festival, que se celebra cada miércoles en las canteras de Líthica, siempre se ha tenido lugar, salvo contadas excepciones, para aforos reducidos, por lo que cumplir las normas de seguridad no supondrá un problema. En ese sentido, el director del festival, Joan Taltavull, señala que se tomarán las medidas de seguridad ampliando la distancia entre sillas. Cabe recordar que en Pedra Viva ya es costumbre apostar por una configuración distinta del aforo en función del tipo de espectáculo en cartel.

El apoyo a la escena artística menorquina, implantada ya desde hace unas ediciones, tendrá continuidad también este año. Así, la sección Pedra en Viu servirá de plataforma para nueva propuestas creadas por artistas o compañías menorquines. Algunas de ellas ya se dieron ayer a conocer: el colectivo teatral NoSomTres, la cantante Judit Uris o la creadora audiovisual Carme Gomila.

El programa

8 de julio. Sa Mateixa. Fusión de danza contemporánea (Lali Ayugadé) y música folk (Joana Gomila).

15 de julio. Muom. Grupo que utiliza las técnicas del canto de armónicos (difónico) con un toque místico.

22 de julio. «La quimera de l’or». Cine a la fresca con el film de Chaplin y su banda sonora a cargo de la OCIM.

29 de julio. Patricia Guerrero. El flamenco se estrena en el festival con la actuación de la bailaora.

5 agosto. Òpera de Sabadell. Representación, en pequeño formato, de «Il Segreto de Susanna».

12 agosto. The Sey Sisters. Concierto de tres voces negras que viajan desde el góspel a la música africana.

14 al 16 de agosto. Pedra en Viu. Muestra de creación menorquina.

19 de agosto. «Harria Herria». Danza vertical y música tradicional con Ana Herria y Oreka TX.

26 de agosto. «Trou de ver». Viaje sonoro entre la música barroca y la electrónica.

2 de septiembre. «Exilio». Recital poético con el actor Àlex Brendemühl.