La directora del museo, Maria José León, iniciando los preparativos para vaciar las salas que acogerán el próximo año el nuevo modelo museístico.    F | Josep Bagur Gomila

3

El nuevo proyecto del Museu Municipal de Ciutadella ya está más cerca. Tras abandonar en 2018 su anterior sede, el Bastió de sa Font, abrió una etapa transitoria con la exhibición de una exposición temporal en Can Saura. Una muestra, «Que la terra et sigui lleu», que tres años después ayer comenzó a desmontarse para dar paso a la instalación del nuevo proyecto museográfico, centrado ahora en narrar la historia de la ciudad.

El concejal de Cultura,Andreu Cardona, prefiere no poner fechas concretas de apertura, pero avanza que el nuevo museo se estrenará entre enero y febrero del próximo año. Can Saura, el centro cultural que acogerá el museo, está a punto de finalizar la ejecución de su proyecto de actividades. Durante este verano se han llevado a cabo actuaciones para cumplir con las normas de seguridad y se ha procedido a habilitar un espacio de acceso para las personas con movilidad reducida.

En lo que se refiere al modelo, cabe recordar que este está divido en cápsulas (espacios) que se repartirán entre la planta baja y el primer piso. Apartados con los que se pretende explicar a los visitantes la historia de la ciudad y que estarán dedicados al Any de sa desgràcia, los rituales de la muerte y la Cova des Càrritx, el mundo de las creencias, la artesanía y la industria, el mundo agrario, el turismo y una sala dedicada a los objetos que    explican la historia.

Como plato estrella de la propuesta figura el espacio dedicado a las fiestas de Sant Joan. Un apartado previsto inicialmente    con dos salas pero que arrancará con una, la de la historia, ya que la del documental inmersivo no se ha podido completar por culpa de las suspensiones decretadas con motivo de la pandemia, cuando estaba previsto grabar los recursos gráficos.

Es Bastió de sa Font seguirá funcionando como almacén y laboratorio del Museu, que además de la sede central en Can Saura contará de cara al futuro con El Roser para acoger las exposiciones temporales, tal y como avanza su directora, Maria José León, quien explica que lo que antes era una propuesta principalmente arqueológica se abre ahora hacia la historia y los elementos etnológicos. El proyecto contempla la creación de un bar cafetería, que se sacará a licitación con la idea de que pueda funcionar de cara al verano.

Cardona señala que con el museo se conseguirán ya dos de los cuatro grandes objetivos del mandato tras la reapertura del Teatre des Born. En breve se pondrá en marcha el proyecto «Eduquem en Cultura», por lo que quedaría pendiente la Escuela de Música, «que avanza lento», pero que aspiran a dejar «encaminado» de cara al futuro.