Fonseca, primero por la derecha, junto al contrabajista Yandy Martínez y el batería Ruly Herrera

0

La asociación cultural Alternatilla, con sede en Palma y fundada en 2005, se caracteriza por su espíritu interdisciplinario, un proyecto abierto a amantes de la música, la fotografía, la literatura, el cine y las artes plásticas, entre otras disciplinas. Entre sus proyectos figura la organización de un festival de jazz cuya vocación va más allá de Mallorca. Es por ello que gracias a una colaboración con Jazz Obert, entidad que se encarga de la organización del «Menorca Jazz», en 2019 dio el salto a nuestra Isla con el concierto de Andrea Motis. Tras el paréntesis obligado el pasado año por las restricciones derivadas de la pandemia, la colaboración se retoma este domingo con otro concierto, de nuevo en el Teatre Principal de Maó.

En una edición que está dedicada a la música Cubana, los espectadores podrán disfrutar a partir de las 19 horas del concierto que ofrecerá uno de los artistas caribeños más reconocidos del género jazzístico, el pianista Roberto Fonseca.

El prolífico pianista y compositor, mundialmente reconocido en circuitos de jazz contemporáneo, se caracteriza por combinar una amplia variedad de estilos en su música, marcada por la mezcla de ritmos afrocubanos con elementos de soul, funk, blues y hasta hip-hop.

Roberto Fonseca formó parte durante varios años, desde el 2001, del famoso colectivo Buena Vista Social Club junto a grandes de la música cubana como Ibrahim Ferrer, Orlando ‘Cachaíto’ López, Rubén González, Guajiro Mirabal, Manuel Galbán y Omara Portuondo, quien precisamente actuó el pasado verano en el ‘Principal’ dentro de la programación del Splendid Festival.

El repertorio con el que llega Fonseca a Maó se basa principalmente en las canciones de su último trabajo discográfico, «Yesun». «Es el álbum que siempre quise hacer», dice Fonseca sobre un trabajo que se caracteriza por mezclar diferentes estilos sin estar atado a las reglas de ningún género. «Aquí están todas mis influencias. Todos los sonidos y energías que me hacen ser quien soy», defiende el músico cubano.

Fonseca cuenta con una discografía en solitario formada por una docena de referencias, la primera de ellas editada en 1999. En 2014 alcanzó uno de sus mejores momentos con su nominación al Grammy al mejor álbum de jazz latino por su disco «Yo».