Lluís Mestres Gorrías en julio pasado alcanzó los cien años de edad | Gemma Andreu

3

Lluís Mestres Gorrías, que en julio pasado había alcanzado los cien años de edad, ha fallecido este viernes, vigilia de Navidad. Persona muy conocida y apreciada en Ciutadella, ejerció como oficial del Juzgado y también actuó durante varias épocas de su trayectoria profesional como oficial de Notaría.

En septiembre de 2014 el pleno del Ayuntamiento de Ciutadella reconoció su compromiso cívico y cultural con la distinción ‘Premi Gran’. La institución municipal destacó que «siempre ha tenido una conducta personal de gran preocupación cívica. En particular, durante su vida ha mantenido constantes vínculos con el ámbito de la cultura y de las principales corporaciones culturales de la ciudad».

En esta línea, calificó de «relevante» su etapa en la presidencia de la Capella Davídica de la Catedral de Menorca, que desempeñó durante cuatro años, hasta que, en 1993, le sucedió en este cargo el profesor e investigador Gabriel Juliá.

Durante los años en que Lluís Mestres fue presidente de la Capella Davídica, la coral pasó a ocupar las instalaciones de la iglesia del Socors, templo del antiguo convento de los Agustinos, desafecto al culto por los destrozos sufridos durante la guerra civil 1936-1939. El Socors es, en la actualidad, la sede y el auditorio de la coral de la Catedral de Menorca.

También se organizó y llevó a cabo una visita de la Capella a Alemania, con el apoyo financiero del doctor Fernando Rubió i Tudurí.

Lluís Mestres era un experto melómano, vinculado a Joventuts Musicals de Ciutadella y seguidor de las actuaciones internacionales del barítono Joan Pons. También demostró gran interés por los libros de temática y autor menorquín, atesorando una importante biblioteca de estas publicaciones.