Los jóvenes de las dos compañías, que suman una veintena de intérpretes, el pasado sábado en el Teatro del Orfeó.  | MANOLO BARRO

0

«El teatro consigue que la gente se una de una manera que no logran otras artes».Eso es algo en que están de acuerdo Espe Robert y Josep Canet, responsables de dos grupos juveniles que se mueven en el mundo del arte dramático. Ella al frente del Grup Jove de l’Orfeó Maonès, y él como director de la compañía amateur Deixalles 81 de Sant Feliu de Codines (Barcelona), han capitaneado este    fin de semana una jornada de intercambio cultural entre ambas formaciones que tuvo como momento álgido las funciones que representaron el pasado sábado en Maó. Los locales representaron una vez más su acercamiento a la comedia del arte en «Érase una vez», mientras que los invitados llevaron a escena «Adolescer 2055».

Un encuentro que definen por ambas partes como el comienzo de una bonita amistad, que tendrá continuación el 18 y 19 de junio, cuando los menorquines devuelvan la visita. Lo harán para participar en la Muestra de Grupos Juveniles de Teatre Amateur de Catalunya, que se celebra en esa localidad barcelonesa a donde hace unos meses viajó la compañía Ses Garbo Girls, también ligada al Orfeó, para participar en un certamen teatral.