El entorno de Punta Nati. | JOSEP BAGUR GOMILA

1

La asociación Hispania Nostra ha otorgado el premio dedicado a la intervención en el territorio y en el paisaje a la movilización para preservar el patrimonio de Punta Nati ante el proyecto de ampliación del parque solar de Son Salomó, una candidatura presentada por la Societat Històrico-Arqueològica Martí i Bella.

Se trata de uno de los tres premios que entrega Hispana Nostra para reconocer las buenas prácticas en la conservación del Patrimonio Cultural y Natural. Además de Punta Nati han sido galardonados el Monasterio de Rioseco de Burgos (con el premio a la conservación del patrimonio como factor de desarrollo económico y social) y la señalización de las juderías que componen la red «Caminos del Sefarad» (premio a la señalización y difusión para el patrimonio cultural y natural).

Noticias relacionadas

De Punta Nati, Hispana Nostra destaca que la candidatura presentada por la Martí i Bella ha recibido el galardón por tratarse de «un gran ejemplo de movilización social para proteger el patrimonio (en este caso, la técnica constructiva de la piedra seca) poniendo de manifiesto que patrimonio y energías renovables pueden ser compatibles».

Recuerda que en 2008 se instaló en la zona un parque solar de 14 hectáreas, actualmente en funcionamiento, que está junto al núcleo principal del paraje de Punta Nati. Destaca el papel de la Martí i Bella en la solicitud de la declaración de BIC (2013), a la vez que su lucha para preservar el paisaje y evitar que la instalación fotovoltaica se ampliará hasta las 170 hectáreas, lo que le provocó que en 2018 el entorno de Punta Nati fuera incluida en la Lista Roja de Hispania Nostra. Finalmente se negoció una reducción de la ampliación logrando esquivar la grave afección del paisaje. Con todo, destaca Hispania Nostra se ha logrado impulsar «un plan de rehabilitación progresiva en conjugación con energías limpias y la adecuación de visitas públicas».