El equipo de rodaje, el pasado invierno en Favàritx.    | M.M.F

Cuando Ángeles Hernández comenzaba a trabajar para poner en pie su segunda película como directora, «El Faro», enseguida  le vino a la cabeza su construcción favorita de ese tipo, el de Favàritx. La cuestión era cómo encajaba una película de terror «en medio de una isla tan luminosa». Lo habló con el productor del filme y coguionista, David Matamoros, y llegaron a la conclusión de que si uno de los maestros del género, Chicho Ibáñez Serrador, escogió localizaciones como Fornells para rodar «¿Quién puede matar a un niño?», ellos también podían intentarlo en Menorca.

Y así fue cómo el equipo de esta coproducción hispano-argentina, en la que colaboran Mr. Miyagi Films y Vista Sur, puso rumbo a la Isla el pasado año para filmar una historia que cuenta en los papeles protagonistas con Hugo Silva y la joven Zoe Aranao. Lo que ha trascendido de la sinopsis es la historia de una familia que regresa a un faro familiar después de sufrir un trágico accidente en alta mar.

Ángeles Hernández, junto a Hugo Silva y otros dos miembros del reparto.

Hernández, con amplia experiencia como productora («El hoyo») y que debutó en la dirección en 2020 con «Isaac», un filme que ha sido estrenado en Estados, Francia y Reino Unido entre otros países, conocía Menorca por haber venido de vacaciones en verano, pero con su visita fuera de la temporada alta se llevó una sorpresa. «Descubrí muchas localizaciones que nunca me hubiera esperado. Iba con la idea preconcebida de las playas y la verdad es que hay mucho más», relata la directora, quien resume que «rodar en Menorca fue una experiencia de cine».

El faro fue la localización principal, pero el equipo también filmó algunas secuencias en Es Grau, «un pueblo precioso en el que captamos la magia de rodar en invierno». Hay otros elementos paisajísticos que aparecen en el metraje, aunque prefieren guardarlos en secreto por el efecto sorpresa que suponen en el marco de una película de terror.

Matamoros también habla maravillas de Menorca como destino cinematográfico. «Nos encontramos con los biorritmos alineados con la Isla, que nos ofreció un espacio para trabajar relajadamente y de forma sostenible».  El productor y guionista avanza que «se ha grabado Menorca desde un punto de vista que os sorprenderá. Todos imaginábamos una Menorca, pero creíamos que daba para mucho más». Por otra parte, reconoce que les ha gustado descubrir elementos como leyendas locales, aspectos culturales o folclore que han incorporado a la historia.

Cabe recordar que el rodaje de «El Faro» supuso el traslado de un equipo formado por  50 profesionales que filmaron durante febrero y marzo de 2022. Un proyectó que contó con el apoyo de la Menorca Film Commission. De hecho, la película fue una de las dos producciones que se presentaron el año pasado a la convocatoria de patrocinios de la Fundació Foment del Turisme de Menorca para obras audiovisuales, dotada con una partida de 200.000 euros.

El apunte

La producción llegará a los cines este año y habrá un estreno en la Isla

«El Faro» se encuentra actualmente en fase de postproducción, puliendo detalles de color, sonido y efectos especiales, tareas que está previsto que finalicen en el mes de mayo. Es por ello que las previsiones iniciales es que el estreno comercial en salas será durante    el segundo semestre de 2023. La fecha está pendiente de que el equipo decida cuál será su ruta previa por festivales. Lo que sí confirmaron tanto Ángeles Hernández como David Matamoros es que se programará un estreno en Menorca. Así lo anunciaron esta semana en Madrid durante su participación en Fitur Screen, encuentro que pretende constituirse como una plataforma que permita conectar la industria turística y cinematográfica. En ese marco se proyectó un teaser provisional de la película, producción cuyo presupuesto ronda los 2,5 millones de euros.