0

El próximo día 28 de este mismo mes, la Sociedad Hípica Amigos del Noble Bruto celebrará el 40 aniversario de la inauguración del Hipódromo Municipal, efemérides en la que la actual junta directiva quiere que participen todos cuantos lo hicieron posible; digo todos a pesar de que no ignoro que habrá algunas ausencias, las de aquellos que nos han precedido y que estarán en la mente de todos, porque el objetivo que se marcaron y que alcanzaron fue de órdago, una realidad nunca lo suficientemente valorada.

Toni Catchot Ferrer es uno de los directivos claves que, al igual que sus compañeros de Junta, vive ilusionado a la espera de la celebración de estos primeros 40 años del hipódromo mahonés.

¿De quien heredaste tu vena hípica?
De mi abuelo materno, Antonio Ferrer Canús, que además de panadero era un gran aficionado a los caballos y que, junto a un grupo de amigos fundaron en 1935 la Sociedad Hípica Mahonesa, con aportaciones económicas de cada uno de ellos; pero me permitirás que desglose todo este "laberinto".

Como quieras.
Argelia era, en aquellos años, una colonia de Francia y la metrópolis, con una visión muy certera, iba introduciendo sus propias costumbres para conseguir una mayor integración. En la ruta marítima Marsella, Palma, Argel, en el sobordo de carga aparecía regularmente una partida de caballos trotones; los mallorquines se interesaron por tales remesas y al conocer el destino de tales caballos decidieron adquirir algunos de ellos e iniciar las carreras al trote en Mallorca, que luego se extendió a Menorca y Eivissa; sin embargo lo que impulsó la afición fue el la celebración, en el año 35, del Gran Premio Nacional cuya repercusión fue notable.

Y aquí, ¿cuándo se celebró la primera carrera oficial?
El día de Reyes de 1936; por decirlo gráficamente fue el "saque de honor", carrera que se celebró en el Estadio Mahonés y organizada por la Sociedad Hípica Mahonesa.

También debemos hablar de las circunstancias que obligaron a la construcción del nuevo hipódromo.
Se decía, se comentaba, que Sanidad obligaría a prohibir las carreras de caballo que se celebraban en el Estadio Mahonés, porque era un campo de fútbol y los caballos podían trasmitir el tétanos; el veterinario Pax, que fue Presidente de Amigos del N.B., conocedor de la realidad del problema dio los primeros pasos en busca de una solución, pero fue Juan Vidal Bendito quien cogió el testigo, siendo ya presidente de la entidad. Puntualizaré que en un principio el Ayuntamiento hizo oídos sordos a la propuesta hasta que el señor Vidal Bendito se decidió a construir el hipódromo en Villa Luisa, en Sant Lluís, que era de su propiedad y que levantaría por cuenta propia; con el proyecto ya redactaba emprendió la fase final, pero, Luciano Ainsa Álvarez, concejal del Ayuntamiento de Maó, convenció al presidente para que no siguiera por la línea de Sant Lluís y los dos se entrevistaron con el alcalde Rafael Timoner… El resto es conocido, el Ayuntamiento cedió los terrenos y la Sociedad Hípica Amigos del Noble Bruto se hizo cargo de su construcción, obra que realizó Toni Seguí, cuyo coste total, una vez aceptado, se formalizó en pagos a diez años.

Tú llevas ya muchos años "lidiando" en este ambiente. ¿Cómo empezaste?
Mis padres eran muy aficionados a las carreras y yo iba con ellos a disfrutar de un espectáculo muy emocionante; era un espectador muy atento sin embargo dejé de ir por otras obligaciones o devociones, el fútbol, los amigos… Posteriormente inicié mi segunda etapa hípica. Mientras, y con el objeto de ayudar a mi hermano, quise hacer el curso en la Escuela Agraria; yo trabajaba pero gracias a los buenos oficios del director de Sa Granja, don Juan Mir Mateo, solventé todas las dificultades y esto me llevó nuevamente al hipódromo, y me integré del todo.

Con un primer empujoncito, el de Susan Manes.
Sí, un día, al ver mi interés, me propuso me entrenase y acepté la oferta; me dio unos pocos consejos y tomé las riendas de "Nikita Royal", luego todo vino rodado, hasta mi debut conduciendo a "Vent d'el Nord"; ten en cuenta que la hípica es algo que llevo dentro, recuerdo que siendo niño y con mi prima Amparo Ferrer Melsión, íbamos cada semana a repartir el pan con el abuelo; en Llucmaçanes nos compraba galletas de coco y en Sant Climent; un polo de menta… El caballo se llamaba "M. Beorcé".

Recuerdo que hubo un tiempo en que entre los aficionados se formaron varias peñas; adquirían un caballo, y a competir. ¿Existen todavía tales peñas hípicas?
No, una tras otra desaparecieron; yo mismo participé en la llamada Peña Son Vuit, porque nosotros éramos cuatro, mi mujer, mis dos hijos y yo, y otros cuatro mi socio; el caballo en cuestión era "Bolero", que al final pasó a ser de mi propiedad.

¿Qué significó la construcción del nuevo Hipódromo?
Un importante salto cualitativo, ten en cuenta que la cuerda del Estadio Mahonés era de unos 300 metros y pasamos a una pista de 630 metros, lo que representa el doble, algo que en aquellos momentos sonaba a música celestial. Te explico lo de la cuerda porque los caballos en las curvas es cuando tienen las mayores dificultades, sobre todo ahora en que la genética de los trotones ha mejorado muy considerablemente; además en el hipódromo de la carretera de Sant Lluís la pista cuenta con peraltes y es más ancha, es decir tiene toda una serie de mejoras, como por ejemplo los establos.

Sin embargo vuestro objetivo, vuestro deseo prioritario es ampliar la pista, ¿cierto?
Del todo, hoy los caballos son cada vez mejores y necesitan un "terreno de juego" en las mejores condiciones, como es una pista de 800 metros; la mínima exigida para competiciones del más alto nivel; objetivo que cuenta con el apoyo de la Federación cuyo presidente don Juan Llabata es nuestro principal velador.

Y los organismos oficiales, ¿qué dicen?
Lo ven con buenos ojos; el Ayuntamiento redactará el proyecto de actividades, pero existen algunos "detalles" que el PTI debe solventar, también el Consell nos apoya, aunque las circunstancias actuales no son las mejores para afrontar una ampliación como la que proponemos y que conocen porque el proyecto está ya redactado; luego habrá que buscar apoyos financieros porque el desembolso es importante.

El entorno de la típica es todo un mundo que vosotros habéis mejorado y ampliado; antes, en mi etapa de cronista hípico había caballos que se compraban en Francia para competir aquí. ¿Cuál es la política que lleváis a cabo actualmente?
Hoy por hoy Menorca es una gran productora de potros, de gran calidad y que están muy bien considerados, yo diría que de los mejor considerados. Su genética es excelente; son caballos nacidos aquí del cruce de francés y americano, porque dicho cruce aporta la fuerza de los caballos franceses y la resistencia de los americanos; en este apartado lo que no hay que olvidar es que es diferente la nacionalidad del caballo y su raza, y la nuestra, salida de la mezcla señalada, es excelente.

40 años son "toda una vida". ¿Cómo habéis programado la celebración de tal efeméride?
Con mucha ilusión y la experiencia de la celebración de los primeros 30 años; lo obligado era programar unas carreras especiales y actos conmemorativos y así se ha hecho, luego celebraremos un acto social en el que estarán presentes todos aquellas personas que hicieron posible que una quimera se convirtiera en realidad; también estarán presentes todos los presidentes vivos de la sociedad; los concejales que vivieron aquel histórico momento y los representantes actuales de los organismos oficiales e invitados particulares cuyo compromiso con nuestra entidad está demostrado.

Tu vinculación a la hípica es más que evidente, de ahí que te pregunte, ¿a quienes, y a nivel personal, llevas en tu corazón?
A l'avi "Seyalet", a Susan Maner, que me dio toda su confianza, a Eduardo Orfila y a Carlos Pons Vidal; relación escueta pero sincera y por varias razones personales.

Y a nivel "institucional", ¿cuál es tu selección?
A los fundadores de la Sociedad Hípica Mahonesa, que no solo tuvieron una gran visión de futuro sino que incluso aportaron su dinero para hacerla realidad; a todos los presidentes y directivos habidos y por haber y a toda la gente, a todos los aficionados que de una manera altruista aportan su trabajo para que todo luzca y no se produzcan fallos; también destacaré de una manera muy especial, a Rafael Tudurí, porque entre nosotros existió una relación de amistad y respeto poco frecuente

Deportivamente sois una sociedad puntera pero, ¿Económicamente cómo andáis?
Cuando Rafael Tudurí asumió la presidencia quiso que yo estuviera a su lado y me dio carta blanca. "Del Hipódromo no te preocupes", me dijo, "este será mi trabajo, tú encárgate del resto", y así los hicimos… La nuestra es una sociedad totalmente amateur pero quise que todo funcionase dentro de los cánones "legales", todo era correctísimo pero comprobé que las "diades" producían un agujero que nos condicionaba durante toda la temporada y empecé buscando aportaciones ajenas. La primera visita que hice fue al Fomento del Turismo y Emilio de Balanzó, tras escuchar mis argumentos me aseguró que hablaría con el presidente y que solventarían el "problema" económico de las "diadas", y así lo hizo… Fue la primera colaboración con el Fomento; por lo demás las relaciones con el Ayuntamiento y Consell fueron siempre cordiales y efectivas; con este planteamiento lo importante es evitar los gastos innecesarios y mantenernos dentro de los cauces de la economía autosuficiente que nos permite "vivir" durante todo el año.

El verano se apaga, ¿cuál ha sido balance de la temporada?
Al igual que la mayoría de sectores de la economía menorquina, el Hipódromo, la sociedad que lo gestiona, vive del turismo, especialmente del británico y hemos ido haciendo; los ingleses para nosotros tienen dos "virtudes", una es que las apuestas, el juego les apasiona, la otra es que son muy aficionados a los caballos y las carreras que ofertamos tienen para ellos un gran atractivo con una "contribución" económica interesante.

El que las subvenciones hayan desaparecido, ¿os ha perjudicado?
Menos que a otros clubes porque solo representaba entre un 15 y un 20 por ciento del presupuesto, además contamos con una subvención "extra" por parte de la Federación Balear.

Explícate.
Los franceses son muy duchos, y saben promocionar sus "productos"; en Son Pardo y en otros hipódromos del exterior organizan carreras con caballos franceses, con premios interesantes para sus dueños, carreras estas controladas por el PMU organismo que controla el juego de los caballos en Francia y el beneficio que genera la Balear lo reparte entre los hipódromos de las Islas; una ayuda que nos sabe a gloria.

O a "agua bendita"…
Sí, y que nosotros agradecemos aunque seguimos reivindicando que el reparto sea más equitativo teniendo en cuenta que el nuestro es el único hipódromo balear que no cierra en todo el año además de la promoción que venimos haciendo de la hípica, tanto a nivel competitivo como de crianza; repetiré que nosotros reivindicamos el valor de la constancia.

¿Mantener un caballo resulta caro?
Sí, hay que decir la verdad; un caballo de carreras es como preparar a un atleta y ello implica entrenamientos, comida apropiada, vitaminas y otras exigencias para que esté en perfectas condiciones para competir, los premios son un aliciente pero tener un caballo de tales características es un capricho y, la mayoría de caprichos son caros.

Y el nivel de los "manadors", ¿es alto?
A pesar de que todos ellos son amateurs, su nivel competitivo es alto, realidad que nos satisface enormemente porque dan mayor calidad a las carreras.

¿Qué caballos te han impactado a los largo de estos años en que has estado en el tajo?
Muchos porque los ha habido de gran calidad, pero destacaré a "Rémora" y "Albrán", ambos con marcas excelentes, pero "Bonita Llinarix" para mi es incuestionable, lo mejor de lo mejor.

Muchos caballos, buena raza y…
Un futuro prometedor porque trabajamos con cabeza y corazón.

Tu trabajo te proporciona una experiencia extra… ¿Cuál es tu opinión sobre Menorca?
En la empresa privada, en 2008, empezó a aparecer el fantasma de los "impagos"; cinco años en que la crisis al fustigado a la masa empresarial; negocios tradicionales que cierra, la bisutería está en horas bajas y en el calzado sobreviven cuatro o cinco empresas pero y a pesar de Esta realidad soy optimista, ¿Razones? El hecho de que se estén creando nuevas empresas que trabajan activamente para un futuro mejor.

¿Crees que las jóvenes generaciones tienen futuro?
Lo creo; la crisis irá rebajando sus exigencias y ellos, los jóvenes, sabrán explotar sus oportunidades y crear otras expectativas, sin embargo quiero remarcar que la crisis tendrá un antes y un después, nada será igual, habrá que trabajar a destajo con una juventud competente.

A nuestra Menorca, ¿qué le falta?
El hecho de la insularidad, su aislamiento la ahoga de ahí que todos coincidamos en considerar que el problema del transporte como nuestro mayor hándicap; la calidad de vida es extraordinaria hasta el extremo de que hay profesionales liberales que vendrían a trabajar a Menorca si contásemos con un transporte aéreo fluido y con precios razonables para "saltar" a la Península o a cualquier otro lugar para acudir a una representación artística, a un partido de fútbol o a una conferencia, pero el precio y la escasez de vuelos no permite tales planteamientos.

Además de la hípica, ¿qué otras aficiones tienes?
El concepto natura llena prácticamente mi vida, me gusta vivir en el campo y saborear cuanto de bueno tiene; también soy un lector empedernido porque lo considero un alimento cultural de primer orden.

¿Cómo has vivido las fiestas de la Mare de Déu de Gràcia?
Con ilusión y cariño porque amo las fiestas de mi pueblo; las siento profundamente y las viví muy intensamente… La "samba" fue como el cierre de una fiestas que siempre son especiales.

Siria, Egipto, guerra, destrucción, muerte. ¿Qué sientes?
Dolor porque amo la paz ya que sin ella el espectáculo de la vida no puede darse en toda su magnitud.

Con frecuencia pienso que algún día aparecerás en una lista política, ¿me equivoco?
Sí; he tenido alguna "llamada", pero no tengo vocación política aunque la considero necesaria, pese al bajo nivel de aceptación que. los políticos gozan.

Y a la vida, ¿qué le pides?
Paz, solidaridad y que todos trabajemos por un futuro más solidario.

Y feliz.