La organización apuesta por actividades complementarias | Gemma Andreu

Presumen los organizadores de los «Dimarts as Migjorn» de ser el mercado nocturno más veterano de la Isla y de haber dado con una fórmula que necesita pocos retoques, por no decir ninguno. Y es que en la edición inaugurada ayer, la décima de su historia, el programa retomó su actividad sin cambios, aunque tal y como explica la coordinadora, Judith Morillas, «como cada verano, los martes en Es Migjorn son diferentes». Y con ello se refiere a que para cada día se programan actividades culturales complementarias, como fueron ayer el espectáculo infantil «Els fabulosos viatges de na Xinxeta i en Tico» y el concierto de música menorquina a cargo de Es Bastió de s'Illa.

Pero el éxito del mercado nocturno también se puede medir en cifras, y en ese sentido cabe recalcar que existe una lista de espera cercana a 30 comerciantes que aspiran a encontrar un hueco para colocar un puesto si alguno de los 70 que ya lo tienen garantizado decidiera darse de baja.