Aunque adolece de la falta de financiación necesaria para construir la futura estación de autobuses, el nuevo gobierno de Ciutadella quiere que esta ubicación empiece a funcionar ya como verdadero intercambiador del transporte en la ciudad | Gemma Andreu

8

Autocares Torres ya cubre el servicio de transporte público entre el dique de Son Blanc y el casco urbano de Ciutadella a través de un autobús que, según la propia compañía, completa en la actualidad hasta 81 viajes semanales. Así lo recordó ayer el gerente de la empresa, Isidre Bellota, después de que la alcaldesa Joana Gomila pidiera el día anterior a la presidenta del Consell, Maite Salord, que impulsase la creación de una línea de bus en este sentido para poner fin a una situación que tildó de «tercermundista».

«En realidad, no hace falta porque la línea ya existe desde el mismo momento en que se puso en marcha el puerto exterior», apunta Bellota, que ha ajustado los horarios a los de salida y llegada de los barcos que transportan al pasaje en las rutas entre Ciutadella y los puertos de Alcúdia y Barcelona.

El portavoz de la compañía aprovechó para reiterar la solicitud que ya se ha cursado ante el Ayuntamiento para que autorice una nueva parada en la rotonda situada en la confluencia entre el Camí de Sa Caleta y el vial que conduce al dique. La petición cuenta ya con el informe favorable del Consell y la Policía Local.

En cuanto a la pretensión, comentada también en la reunión entre la alcaldesa y la presidenta del Consell, de centralizar en la Vía Perimetral todos los principios y final de línea de las rutas de autobús que operan en el municipio, Autocares Torres dice contar con el visto bueno del Consell para compaginar este emplazamiento con el de la plaza de Es Pins «para así reducir considerablemente la circulación de autocares por el centro».

«Los buses que parten en dirección a Cala en Bosc salen de la Vía Perimetral pero, al volver de la urbanización, paran primero en Es Pins para enlazar a continuación con su nuevo destino», arguye Bellota. «Así nos evitamos, al menos, un trayecto de ida y vuelta entre Es Pins y la Perimetral». Esta operativa, remarca, «reduce el tráfico rodado y mejora la calidad del servicio».